miércoles, 20 de septiembre de 2017

Farsa y manipulación anticubana por supuestos ataque acústicos



http://www.larazon.es/documents/10165/0/755x423/0c0/0d0/none/10810/DNXX/image_content_7173590_20170917205947.jpg
Falaz y despreciable es la única manera a la que puede llamársele al artículo publicado en el diario miamense El Nuevo Herald, bajo la firma del provocador y acérrimo enemigo de la Revolución Cubana, Daniel Morcate, titulado “Las víctimas de los ‘ataques acústicos’ esperan justicia”. En el mismo se trata de impostar la falsa matriz de opinión de que el gobierno cubano esconde cualquier responsabilidad en el hasta ahora inexplicable e incierto evento.
Lanzar culpas infundadas y burda especulación, reproches a los gobiernos de EEUU y Canadá por su aparente paciencia, así como fabricar a otros posibles culpables como Venezuela, China, Corea del Norte o Rusia, no hacen otra cosa que pretender viciar el proceso de acercamiento diplomático –hoy casi estancado por los malos asesores de Trump y sus consejeros anticubanos oportunistas como Marco Rubio–, si no lograr la anhelada ruptura de dichas relaciones y el retiro de sendas embajadas.
Morcate trata de convertirse en vocero de los tradicionales enemigos de Cuba, acudiendo a un rústico melodrama que solo los tontos son capaces de creer. Cuba ha sido clara y ha cooperado abiertamente con las autoridades para resolver un incidente que para mí solo puede oler a montaje y manipulación.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Fiasco en Argentina por apoyar a los candidatos “independientes” en Cuba.



http://www.telesurtv.net/__export/1503611612697/sites/telesur/img/multimedia/2017/08/24/elecciones.jpg_2002894772.jpg
Solapada y apresuradamente los enemigos de la Revolución Cubana se encuentran dando pasos para tratar de implementar una estrategia para que elementos contrarrevolucionarios intenten postularse en las elecciones para Candidatos a Delegados del Poder Popular en la Isla. En ese empeño ha estado enfrascado el Instituto Republicano Internacional (IRI) impartiendo cursos a estos mercenarios en México y en Colombia, desembolsando para ello cuantiosas sumas de dinero para facilitarles pasajes, viáticos y la realización de cursillos de entrenamiento sobre “democracia”.
Les impulsa la vana idea de que luego del fallecimiento del Comandante en Jefe existirá una oportunidad para poder alterar nuestra constitucionalidad. Ellos han impulsado desde el exterior la formación de seis plataformas supuestamente independientes con la misión definida de vulnerar al socialismo cubano. Para ello han tratado de crear las condiciones para que reconocidos contrarrevolucionarios  y otros oportunistas se presten al sucio juego de falsa democracia y aspiren en la contienda electoral para lograr, al menos, alguna representatividad a nivel de circunscripción. Otro elemento que han desplegado es la búsqueda de apoyo de supuestos demócratas para que, desde gobiernos, parlamentos, partidos políticos, organizaciones internacionales,  y todo tipo de dudosas ONGs, les presten el apoyo, visibilidad y el sobredimensionamiento necesario. Una pretendida agenda común, incapaz de aglutinar a una no representativa y desunida contrarrevolución, ha sido impulsada por estos factores en los últimos meses.
Particular empeño ha tenido la ONG argentina Transparencia Electoral, sirviente a todas luces de CADAL y del Instituto Nacional Demócrata (NDI), quien se ha encargado de recibir en Buenos Aires, valiéndose también del rimbombante cargo de miembro de la Sub Coordinación de la Comisión de Solidaridad Democrática Internacional en el ámbito del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil del MINREX argentino. Con dineros procedentes del NID fueron  invitados en dos oportunidades varios mercenarios cubanos, así como una pléyade de elementos derechistas de  Argentina, Colombia, Chile, Uruguay y otras naciones. El anfitrión puesto por los financistas de este show anticubano ha sido Leandro Querido, Director Ejecutivo de Transparencia Electoral, pero ciertamente quienes mueven los hilos detrás del telón son Gabriel Salvia de CADAL y los representantes del NDI, Francisco Herrero –con experiencia intrusiva en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Nicaragua, Paraguay, Perú y Venezuela– y Raquel O´Byrne, también vinculada esta última, como agente CIA, a la Open Society Foundations (OSF) y a Freedom House.
Ayer organizaron una rueda de prensa bajo el título “¿Cuba está lista para elecciones realmente libres en 2017?” y contaron para ello con la presencia de tres mercenarias con pretensiones electoreras: Aimara Peña, Marthadela Tamayo y Adriana Zamora. La bola cantada fue “adelantar esfuerzos para visibilizar, monitorear y proteger a quienes han decidido transitar por los caminos electorales establecidos en la Constitución de esa nación caribeña, aún con fuertes restricciones.”
Lo cierto es que detrás de las conferencias de prensa como la de ayer y otros shows que emprendan para apadrinar a los contrarrevolucionarios cubanos, ciertamente están organizando diversos planes injerencistas entre los que estaría el de intentar enviar a observadores o veedores a las elecciones en Cuba, sugiriendo esta acción a Congresos de algunas naciones latinoamericanas, lo cual de antemano les será negado por sus pretensiones injerencistas y provocadoras.
Lo cierto del caso es que, al parecer no han encontrado esperado entre los partidos de derecha argentinos y de otras naciones, al parecer más interesados en la campaña internacional por derrocar al presidente Nicolás Maduro y a la Revolución Bolivariana. Otro factor a tener en cuenta es que saben de antemano sobre las escasas posibilidades de lograr un triunfo electoral dentro de Cuba mientras amasan otras esperanzas más oscuras.

jueves, 17 de agosto de 2017

Desinflando un globo del Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (OCDH)

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/29/5b/b6/295bb6b7fb78be313c1dfb9c3d0d1769.jpg
Yriades Hernández Aguilera en primera fila y con camisa azul


Falsear la realidad, lanzar mentiras a diestra y siniestra ha sido oficio permanente del llamado Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (OCDH), tipo de organización contrarrevolucionaria radicada en Madrid, España, y parte del entramado subversivo anticubano desde el año 2009. Si una vez el Camaján Elizardo Sánchez Santa Cruz metió la pata en eso de inflar cifras en eso de detenciones de personas por parte de las autoridades cubanas –incluyendo en aquella ocasión a pintores famosos de otras épocas y naciones, deportistas foráneos y otras personalidades en supuestas listas de detenidos por la “represión” en Cuba–, esta vez tal papelón le ha tocado al OCDH cuando en su sitio web publicó un informe sobre detenciones en el pasado mes de junio, elevando artificialmente la cifra a la improbable cifra de 410 capturados en forma de “detenciones arbitrarias”. Todo ello, sin lugar a dudas, para justificar el generoso financiamiento que recibe de la National Endowment For Democracy (NED) –tapadera de la CIA–, quien la usa descaradamente para alimentar la permanente campaña mediática anticubana.
Hay abundantes pruebas que sustentan esta falacia fabricada de la OCDH y pondremos al desnudo cómo la misma incluyó en esta lista de detenidos a personas inexistentes, otras ya fallecidas y algunas de ellas que ni radican en la Isla. Siguiendo esta tónica, la OCDH declaró el 3 de julio que, solo en el mes de junio, se habían producido 410 detenciones, de ellas 273 en el caso de féminas y173 en el caso de hombres.
Las listas ofrecidas –hechas llegar a ellos por correo electrónico por sus empleados en Cuba y que manos amigas me han hecho llegar– están llenas de nombres supuestos que no aparecen en los registros de identificación del DNI cubano, según hemos comprobado, así como con carencia de documentos identificativos o especificación de residencia, lo que hace levantar la suspicacia sobre la seriedad de este informe.
Entre los citados detenidos la OCDH colocó al contrarrevolucionario Yriades Hernández Aguilera quien no pudo ser detenido en junio cuando se encuentra en EEUU desde el 31 de mayo y apareció entre los invitados al discurso pronunciado por el presidente Donald Trump. Lo mismo ocurre con las ex Damas de Blanco Damaris Agueda Zaldívar, Maylin Isaac Sánchez y Rebeca Céspedes Hernández, quienes radican también en EEUU desde hace algún tiempo. Asimismo incluye en los detenidos a los santiagueros Andris Verdecia Osorio, Daniel Barriel Sanjurjo y Lorenzo Malesu Isaac, quienes marcharon a Estados Unidos en enero del 2015, mayo del 2016 y octubre de 2016, respectivamente.
Tampoco tuvieron el recato y el pudor de respetar a los muertos, a quienes incluyeron en esa lista aparentando desconocer casos como el de Javier Arano Pérez, fallecido en noviembre del 2008. Absurdo también es incluir nombres de personas detenidas en el mes de junio, cuando las mismas purgan prisión antes de esa fecha como reclusos por delitos comunes, como son los casos de Enmanuel Robert Claramut, Gilberto Hernández La O y Geordanis Muñoz, quienes purgan condenas de octubre del 2015, julio de 2016 y agosto de ese mismo año, respectivamente.
De esta forma, he podido comprobar mediante fuentes autorizadas de que de las  supuestas 237 detenidas en junio solo 15 casos son ciertos y confirmados. El resto involucra a 3 que viven fuera del país, 16 son nombres falsos, 105 son identificaciones con errores lo que conduce a repeticiones de identidades y contabilizaciones inadecuadas, así como el caso de 98 mujeres que nunca han sido detenidas –incluyendo a 30 ex Damas de Blanco ya desvinculadas de esta organización por contradicciones internas con la liderzuela Berta Soler–.
De los 173 hombres supuestamente detenidos en junio según la OCDH, han sido confirmados solo 25 casos. Se comprobó que 40 no existen registrados en el DNI y 108 que nunca fueron detenidos. Entre los detenidos como supuestos presos de conciencia se encuentra el delincuente Carlos Esteban Chirino Díaz, vinculado al robo de varios aires acondicionados de un almacén para ser vendidos ilícitamente.
La OCDH fabricó descaradamente 370 “detenciones arbitrarias”, 222 en el caso de mujeres y 148 en el caso de hombres, con lo que acaba de cometer una burda barrabasada pues, como reza un viejo refrán: “Las mentiras tienen patas cortas”. Saque el lector sus propias conclusiones.

martes, 15 de agosto de 2017

Marco Rubio: de cómplice de asesinos a “temerosa víctima”


http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2016/04/marco-rubio-y-felix-rodriguez.jpg
Con el terrorista y ex oficial CIA Félix Rodríguez

Marco Rubio ha perdido la sutileza de asombrar a la gente y cada vez que dice algo, o acude a la bochornosa prensa vendida a los sórdidos intereses de la extrema derecha norteamericana, sus palabras no causan sorpresa alguna y generan en uno la confirmación de su idiotez. Lo cierto es que cuando uno piensa que Marco ha gastado las pocas neuronas de su imaginación casi perversa –dañadas por un enfermizo afán de atacar a Cuba, Venezuela o cualquier nación progresista recurriendo a burdas acometidas y falacias increíbles, unas veces contra Maduro, Tareck, Diosdado o algunos de nuestros dirigentes cubanos– ahora aparece con un nuevo espectáculo: una dudosa “información de inteligencia” USA sugiere que Diosdado Cabello podría haber ordenado su asesinato mediante la contratación de sicarios de origen mexicano. A todas luces, este nuevo montaje es parte de la guerra sucia contra Venezuela en la que Rubio pretende erigirse como capitancito.
La verdad, empero, es otra. Como ya señalé en un artículo: “Varias fuentes anónimas, nos han hecho llegar que este señorito ha estado  vinculado a  peligrosas conspiraciones anticubanas, dando luz verde a terroristas de la calaña de Luis Posada Carriles, Santiago Álvarez Fernández-Magriñá, Reynol Rodríguez, Roberto Martín Pérez y otros, en franco espaldarazo, junto a Lincoln Díaz Balart, para preparar acciones terroristas contra Cuba.
Marco Rubio fue uno de los destacados miembros que apoyó al Fondo Legal de Luis Posada Carriles, propiciando grandes sumas de dinero para financiar a la defensa del afamado terrorista. Ese fue el punto de partida de sus estrechas relaciones.
Aunque Rubio ha coincidido públicamente con estos criminales en varios eventos públicos, también han tenido reuniones privadas en más de una oportunidad, guardando una extrema compartimentación. En las mismas han establecido varias formas para apoyar la actividad aparentemente pacífica de varios grupúsculos de la contrarrevolución interna, pero han oído sobre algunos planes terroristas que los mismos están planificando, sin haberlos denunciado al Buró del FBI en Miami. En estos casos, el que calla, otorga, y Posada Carriles lo ha visto como una "luz verde" por parte de los mismos. Esto lo convierte, de hecho, en patrocinador de terroristas.”
Pruebas existen de que Rubio ha conocido e instigado planes para asesinar a dirigentes de otras naciones, lo que me hace preguntarme: ¿A qué viene su miedo ahora?

viernes, 11 de agosto de 2017

¿Operación de bandera falsa de la CIA contra embajada USA en la Habana?


http://www.lavozdelsandinismo.com/wp-estaticos/2012/04/15/dispositivo-acustico-de-largo-alcance.jpg
Dispositivo sónico de largo alcance

En un artículo escrito por mí titulado “El terrorismo y los nuevos escenarios entre Cuba y EEUU” reflexionaba hace dos años sobre las amenazas que debían enfrentar ambas naciones en su empeño por mantener relaciones diplomáticas, las cuales procedían de quienes trataban de obstaculizarlas o de atacar a cualquiera de ambas naciones por medios violentos. Al respecto, sugería: 1) Los nuevos desafíos que presenta la amenaza terrorista para vulnerar el proceso de acercamiento diplomático entre Cuba y Estados Unidos requieren de ambas partes urgentes medidas a adoptar. Algunas de estas debe realizarla cada nación por separado para garantizar su seguridad nacional, a la par que otras han de hacerse conjuntamente, sobre la base de una acción coordinada y con total transparencia. 2) La condición esencial para lograr un enfrentamiento eficaz ante el reto terrorista es la apertura inmediata de canales de comunicación seguros, transparentes y en tiempo real entre los órganos de enfrentamiento entre ambos países. 3) Cada parte ha de garantizar a su par el envío de información oportuna y con inmediatez para salvaguardar que las acciones terroristas en marcha sean desarticuladas a tiempo. Cuba, particularmente, ha cumplido decorosamente con este precepto, informando a los EEUU sobre cualquier acción que ponga en peligro su institucionalidad y seguridad ciudadana. EEUU debe empezar a hacerlo con honestidad. 4) Corresponde a la parte cubana estudiar detalladamente los nuevos escenarios a los que se enfrenta ante la apertura de una embajada norteamericana en su territorio. En esta dirección, las autoridades cubanas deben prestar total atención al desempeño del terrorismo internacional, particularmente al yihadismo radical, así como evaluar en qué medida su territorio puede ser usado para un ataque contra EEUU y sus objetivos. 5) El perfeccionamiento de la labor de monitoreo permanente del terrorismo internacional pasa a ser una cuestión de primer orden –tal como lo será la nueva actividad de inteligencia que desarrollarán en suelo cubano las agencias norteamericanas, ya que ha sido demostrado que la CIA, la NSA y otros espías a sus propios amigos–. 6) Tal desafío impone un replanteo del trabajo de seguridad en las fronteras cubanas, el intercambio de las bases de datos sobre grupos terroristas, el adiestramiento de las fuerzas, el estudio concienzudo de las vulnerabilidades, el compromiso de las masas agrupadas en los CDR en la vigilancia en la retaguardia, el desarrollo de una agentura más a tono con los nuevos peligros potenciales, así como una concientización interna de la incidencia de este fenómeno en el nuevo contexto. 7) A Estados Unidos le corresponde hacer por primera vez en su historia un serio estudio de los grupos terroristas anticubanos asentados en su territorio. El mismo debe combatir y neutralizar el compadrazgo de estos grupos con influyentes sectores de la ultraderecha en el Congreso y las élites de poder político y económico. La propia historia demuestra que estos grupos carecen de respeto por EEUU y acuden a la violencia como arma de su política anticubana. 8) Ambas partes, con entera transparencia y sin dobles raseros deben estar dispuestos a combatir el terrorismo en todas sus manifestaciones.
En otro artículo reflexionaba igualmente: “No es casual que la ultraderecha norteamericana mantenga una posición opuesta al diálogo soberano entre ambas naciones y, aliado a ella, se encuentren aquellos grupos e individuos que han sostenido durante décadas el uso de la violencia como método para derrocar a la Revolución, así como atentar contra aquellos que han propugnado un discurso de diálogo entre la emigración cubana y el gobierno, así como el acercamiento entre ambos pueblos.”
Y me preguntaba: ¿En qué medida esas oscuras fuerzas de la reacción anticubana pueden ser peligrosas para Cuba y los Estados Unidos en este nuevo escenario?
La respuesta es obvia.  Existen en los EEUU fuerzas que controlan los servicios de inteligencia vinculadas al deep state que se han visto involucradas en black ops no controladas ni por el Congreso ni por el propio Ejecutivo, encargadas de realizar operaciones negras, sobre todo aquellas que se manifiestas como operaciones de bandera falsa.
Advertía en este trabajo lo siguiente: “No tengo la menor de las dudas de que esas fuerzas tenebrosas de la derecha fascista en EEUU, aliada con sus peones terroristas de origen cubano y de otras nacionalidades, se preparan para realizar acciones violentas contra objetivos seleccionados para viciar y poner en peligro este acercamiento diplomático. De esta forma sembrarían recelos y frenarían deliberadamente este proceso.”
“¿Se ha pensado acaso que la embajada cubana en Washington y los consulados que se han de abrir en varias ciudades de EEUU pueden ser blancos de un reverdecimiento del terrorismo doméstico de los grupos terroristas de origen cubano, al estilo de Omega 7? Una acción contra los mismos pondría a EEUU sobre la palestra de un duro cuestionamiento por la parte cubana y viciaría las relaciones entre ambas naciones.”
“Por otro lado, las fuerzas de la ultraderecha bien podrían promover en suelo cubano acciones violentas contra la embajada norteamericana o empresas que en un futuro inmediato tengan representación oficial, haciendo uso de falsas banderas, con lo que se buscaría el mismo objetivo. En este sentido se debe pensar que el yihadismo radical pasa a ser un nuevo peligro para las fuerzas de enfrentamiento y prevención cubanas, ya que los objetivos norteamericanos están en su mira alrededor del mundo.”
Decía igualmente: “No es la primera vez que mediante el empleo de operaciones oscuras y falsas banderas Estados Unidos y otras naciones poderosas logran desestabilizar una nación y encuentran dudosos pretextos para planear invasiones a diferentes países. Usar manipuladamente las falsas banderas es un arte de la guerra silenciosa y una variante de planes desestabilizadores que debe ser estudiado en tiempo real.”
La actual investigación del Departamento de Estado y el FBI, conjuntamente con la que realizan las autoridades cubanas por su parte, sobre los ataques con dispositivos acústicos contra funcionarios diplomáticos norteamericanos en la Isla, parecen apuntar cada vez más hacia la total inocencia de Cuba y su repudio, al respecto quedó manifestado en la declaración realizada por el MINREX, dejando a los involucrados en la  indagación por determinar quiénes fueron los autores de dicho ataque. El MINREX cubano expresó: “El Ministerio enfatiza categóricamente que Cuba jamás ha permitido ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción. Asimismo, reitera la disposición a cooperar para lograr el esclarecimiento de esta situación.”
Tampoco Cuba permitió a nación alguna u organización extremista actuar con impunidad en estos eventos. Es justo aclarar que hasta el momento, salvo la torpe expulsión de dos diplomáticos cubanos en EE UU, el gobierno norteamericano ha sido cauto y mesurado, quedando la burda manipulación en manos de medios tendenciosos y en vulgares acusadores como el senador Marco Rubio.
Hasta el momento se pueden manejar algunas hipótesis sobre los hechos que provocaron daños similares a los síntomas de una conmoción cerebral, con secuelas en el sistema auditivo. Muchos medios occidentales han tratado de desentrañar antiguos supuestos hechos que involucraban a la URSS por ataques con bajos niveles de microondas y otros ataques electromagnéticos contra sedes diplomáticas norteamericanas en Moscú, en un claro intento de inculpar a Rusia por este reciente ataque en La Habana, enardeciendo aún más la histeria anti rusa promovida por los grandes medios norteamericanos como Associated Press, CNN, Newsweek y The Washington Post. Otros medios especulan sobre la supuesta participación de algunos mandos cubanos en apoyo del ataque acústico por parte de especialistas rusos, lo que es absurdo totalmente. Lo mismo ocurre con la manipulación mediática de este hecho tratando de inculpar a naciones amigas como China e Irán.
Como consecuencia de estos hechos los EEUU adoptaron la irracional medida de expulsar a dos diplomáticos cubanos, ante el abandono de su misión –a consecuencia del ataque acústico– de dos funcionarios norteamericanos. Esto se hizo prematuramente bajo el burdo pretexto de que Cuba incumplió con su obligación de proteger a los diplomáticos acreditados bajo la Convención de Viena.
Las armas acústicas se han puesto en boga en los últimos tiempos como medio de represión de protestas, al emplear frecuencias de menor o mayor rango a las que percibe el oído humano –entre los 20 Khz hasta 300 Khz– y provocando en sus víctimas diversos daños que pueden causar mareos, cefaleas, perdida de orientación y audición, así como otras secuelas como la desestabilización del sistema nervioso. Entre ellas se destacan los llamados cañones acústicos LRAD, conocido como  Dispositivo Acústico de Largo Alcance y fue desarrollado por la empresa LRAD Corporation, con sede en San Diego, California, enfrascada en este empeño desde 1996.
Según Wikipedia este dispositivo circular con un diámetro de 83 cm y un peso de 29 kg, puede generar un rayo relativamente direccional y con poca dispersión, sin afectar a su operador. Existen versiones más pequeñas del mismo identificadas como MRAD y LRAD500.  La verdad es que su fabricación inicial corrió a cargo del Pentágono y ha sido usado abundantemente por las fuerzas policiales norteamericanas contra el movimiento Ocuppy Wall Street en ciudades como Chicago y Pittsburg, por las fuerzas sionistas en Gaza, por las fuerzas represivas yanquis en Irak y Afganistán, así como en naciones como Gran Bretaña, Francia, Colombia y otras.
A saber, Cuba no ha adquirido dispositivos de este tipo o los ha empleado públicamente en alguna oportunidad.
Por mi parte me inclino hacia la hipótesis de que este evento ha sido, a fin de cuentas, una operación de bandera falsa promovida por la CIA en contubernio con sectores de la extrema derecha norteamericana persiguiendo objetivos como mantener la histeria anti rusa, afectar las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos. La CIA cuenta con amplia experiencia al respecto. Temo también que estas fuerzas estén tratando de vulnerar las directivas de la TSA y de intentar atentar contra aeronaves norteamericanas en las rutas entre Cuba y EEUU o crear falsas amenazas al respecto.

ShareThis