sábado, 31 de enero de 2015

¿Quién quiere matar a Alexis Tsipras?




http://news.bbcimg.co.uk/media/images/60287000/jpg/_60287549_jex_1408105_de27-1.jpg

Existen fuertes indicios que circulan en el mundo del espionaje sobre un plan para asesinar al recientemente electo premier griego Alexis Tsipras, luego de que la Coalición de Izquierda radical (Syriza) obtuviera una contundente y sorpresiva victoria electoral en su país.

EI difunde un vídeo con la supuesta decapitación rehén japonés


Milicianos del Estado Islámico dijeron hoy que ejecutaron al rehén japonés Kenji Goto, luego del aparente fracaso de los sostenidos esfuerzos internacionales por conseguir su liberación mediante un intercambio de prisioneros.
 
El grupo islamista radical, una ramificación de al-Qaeda que controla grandes partes de Siria e Irak, divulgó un video que supuestamente muestra al cadáver decapitado del periodista y amenazó con nuevos ataques contra blancos japoneses.

Exjefa del DAS colombiano se entregó en Panamá (VIDEO)

 
La exdirectora del DAS se entregó en el Consulado de Colombia en Panamá y fue expulsada a Bogotá (capital colombiana).
 
La exjefa del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS), María del Pilar Hurtado, se entregó en horas de la madrugada de este sábado a las autoridades del consulado de Colombia en Panamá y ya se encuentra en suelo colombiano tras ser expulsada de territorio panameño.
 
 

Algunas Black Ops de la CIA contra Cuba


http://imagizer.imageshack.us/v2/xq90/822/0z9i.jpg
JM/WAVE, cuartel de la CIA en su guerra secreta contra Cuba

A inicios del año 1988, el gobierno norteamericano desclasificó varios informes sobre operaciones de guerra psicológica implementadas por la CIA en Cuba con vistas a derrocar al gobierno revolucionario. Con la denominación de TOP SECRET, fueron desarrolladas con pleno conocimientos de las administraciones de turno.

Estas operaciones fueron realizadas en un concepto de sistema, por lo que las mismas se articulaban unas con otras en busca de una misma finalidad. El marco de todas ellas fue la gran Operación Mangosta.

El paso de los años no quiere decir que las mismas se hayan archivado o descartado como forma de proceder de la Agencia. Por el contrario, las mismas se implementan adaptándolas a nuevas condiciones en cada país en específico, hayan dado o no los resultados esperados en su momento. Venezuela ha sido campo experimental de esta política.

Se sabe que el  2 de febrero de 1962, dentro del marco de en una reunión secreta en que participaron varios políticos y directivos de la CIA, así como del Pentágono y los Departamentos de Defensa y de Estado, se aprobaron 12 operaciones negras contra Cuba, bajo el manto del mayor secretismo posible.

A saber, éstas fueron:

Operación Smasher: Bloqueo de comunicaciones militares y civiles mediante la sustitución de algunos cables de comunicación cubanos por un tubo de vacío que contenía un producto químico, de tal manera que a bajas temperaturas era inofensivo, pero si se le calentaba se convertía en un elemento capaz de anular las comunicaciones.

Operación Free Ride: Crear malestar en la sociedad cubana mediante la emisión periódica desde aviones de la CIA de billetes de líneas aéreas americanas (KLM y la Pan American) con destinos diversos (México, Caracas, etc.), donde se encontrarían grupos contrarrevolucionarios, pero nunca hacia ciudades estadounidenses.

Operación Turn About: Convencer al servicio de inteligencia cubano y, finalmente, a Castro de que su carisma como revolucionario había decaído y que existía un plan sangriento dentro del gobierno para derrocarlo.

Operación Defector: Inducir a la deserción a altos mandos militares cubanos, creando así una disminución de la capacidad militar y un malestar en el ejército.

Operación Break-Up: Introducir clandestinamente materiales corrosivos en barcos, aviones y vehículos cedidos por la Unión Soviética para provocar accidentes, lo que aumentaría la falta de confianza en el material cedido y afectaría seriamente a la capacidad de combate.

Operación Cover Up: Convencer al gobierno cubano de que las fuerzas navales de USA, asociadas al Proyecto Mercury (programa que llevó a los primeros astronautas americanos al espacio) no eran más que una tapadera para espiar las comunicaciones en la isla.

Operación Dirty Trick: La CIA pretendía culpar al gobierno de Castro del fallo de uno de los vuelos espaciales del Proyecto Mercury mediante la colocación diversas piezas de fabricación cubana en el cohete espacial, que previamente habían saboteado sin conocimiento de la NASA (Agencia Espacial Americana).

Operación Full-Up: Contaminar el combustible que la URSS enviaba a Cuba, mediante un agente biológico cuya principal característica era desarrollarse dentro de los tanques de combustible hasta consumir todo el espacio interior.

Operación Phantom: Convencer al gobierno cubano de que continuamente se estaban infiltrando agentes de la CIA en la isla sin su conocimiento.

Operación Bingo: Crear un ataque simulado a la base americana de Guantánamo en territorio cubano, lo que daría lugar a una excusa para el uso de la fuerza militar americana y de este modo derrocar a Fidel Castro.

Operación Good Times: Desilusionar a la población cubana mediante la distribución de material pornográfico mostrando a Castro con mujeres extranjeras en una sala con todo tipo de comida importada. Este material se distribuiría en La Habana mediante folletos que mostrarían la foto con la frase “mi comida es diferente”.

Operación Heat Is On: Ofrecer a pilotos soviéticos civiles y militares la deserción hacia USA, vía La Habana, lo que generaría malestar en el gobierno y en la población.

Fuentes diversas

EU e Israel mataron a líder de Hezbolá con coche bomba

 

Estados Unidos e Israel prepararon el coche bomba que mató al líder del grupo islamista Hezbolá Imad Fayez Mughniyeh el 12 de febrero de 2008, según una información exclusiva del Washington Post confirmada al diario por cinco ex altos cargos de la Inteligencia estadounidense.

Según estas fuentes, la bomba fue activada de manera remota desde Tel Aviv por agentes del Mossad, el servicio de inteligencia israelí en el exterior, que estaban en comunicación con agentes sobre el terreno en Damasco.

Desvirtuar la historia como arma mediática anticubana



Posada Carriles en en la Conferencia de Guillermo Fariñas en el ICCAS de la Universidad de Miami, auspiciado entre otros por Pedro Corzo.


En un burdo intento por ofrecer a los potenciales turistas norteamericanos que pudieran visitar Cuba, como resultado del proceso de acercamiento entre la Isla con EE UU, el autoproclamado Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo ha publicado un malicioso folleto bajo el dudoso título de Guía de turismo para visitar lugares importantes en Cuba,  en el que pretende “vender” una imagen deformada de la historia cubana, endilgando a la Revolución inexistentes crímenes y violaciones de los derechos humanos.


Lo sorprendente dentro de este hecho es que esa institución está dirigida por Pedro Corzo, uno de los empedernidos líderes de la guerra ideológica anticubana y tiene dentro de su junta directiva a terroristas como Ángel de Fana. Corzo, residente en Miami desde 1992, luego de pasar varios años en Venezuela, ha sido miembro del staff de Radio Martí y columnista en El Nuevo Herald, entre otras actividades enmarcadas en la guerra mediática contra Cuba. 

Por su parte, Ángel de Fana es un terrorista connotado, detenido en 1962 y juzgado en la Causa No. 458/62. Estableció vínculos con el traidor, ya fallecido, Huber Matos y, al salir de Cuba hacia Venezuela, en 1983, comenzó a integrarse al grupúsculo terrorista Cuba Independiente y Democrática (CID). En 1995 fue arrestado en California, con un arsenal de armas con las que preparaba un atentado terrorista contra Cuba.


viernes, 30 de enero de 2015

La CIA ha puesto en marcha la operación Defector contra Venezuela.



http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/04/25/exgeneral-ej-antonio-rivero-es-agente-encubierto-de-la-cia-en-venezuela-7997.html/not_9f456e3f3ac7236fb16c19d7ef2585689b38db71.jpg/@@images/e72987c3-a2e7-4381-a165-dc939b2fe3d2.jpeg


El 9 de julio de 2012 advertía en un artículo titulado “Otro plan de la CIA contra Venezuela: Formar brechas dentro de las FANB.” (Ver: http://percy-francisco.blogspot.com/2012/07/otro-plan-de-la-cia-contra-venezuela.html#sthash.hDgdwAB6.dpuf), sobre el inicio de varios programas encaminados a minar a las FANB de Venezuela, los cuales han arreciado en los últimos días, tras la deserción del traidor Leamsy Salazar –entiéndase reclutamiento por parte de la CIA-, así como la huida organizada por esta agencia hacia EEUU del ex general Antonio Rivero, prófugo de la justicia venezolana.

En ambos casos, los ex militares venezolanos se han prestado a servir de instrumentos de la guerra mediática contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Decía entonces yo en el referido artículo: “Todo parece indicar que la Oficina de Planes de la CIA ha optado por articular las añejas sub operaciones de la Operación Mangosta, establecidas en la década de los 60 contra Cuba, y adaptarlas en su guerra sucia contra Venezuela. Tales proyectos, la Operación Defector, encaminada a inducir a la deserción a altos mandos militares cubanos, sembrar recelos y desconfianza en las filas del MININT y el MINFAR, así como alejarlas de su estrecha alianza con el pueblo; al igual que la Operación Heat Is On, dirigida particularmente a la deserción de pilotos de combate y otros especialistas, se han sacado de sus archivos y adaptados a las particularidades de cada país, según ha sido necesario para Estados Unidos”.

Advertía también en este artículo sobre la finalidad de estas operaciones encubiertas, entre las que sobresalía el reclutamiento de militares en activo y ex militares en retiro, así como garantizarles su salida a EE UU, para usarlos como elementos provocadores y como incitadores a la deserción de otros miembros de las FANB. Otras finalidades existen. Al respecto, destaqué en esos momentos:

“Entre las mismas podemos señalar las siguientes:

  Ofrecer a los servicios norteamericanos información relacionada con la defensa de la nación bolivariana, tanto desde el momento en que escaparon hacia Estados Unidos, como la que reciben de varias fuentes en activo.

  Tratar de recabar información sobre las FANB, la adquisición de nuevos medios de defensa, despliegue de las fuerzas, respuestas ante contingencias, etc., mediante sonsacamiento, relaciones personales y otras formas de acercamiento, con militares en activo o retirados que pueden acceder a esa información.

● Ayudar a las Oficinas de Análisis de la CIA y de la DIA a obtener información para realizar perfiles sobre los altos mandos en activo.
● Intentar reclutar a oficiales en activo como agentes operativos de la CIA dentro de las FANB.

● Preparar sabotajes a la técnica militar y generar brechas en la información entre los diferentes mandos.

● Fomentar campañas de detracción sobre los principales mandos de las fuerzas armadas.

● Incitar a oficiales y soldados a la deserción, a la indisciplina hacia los mandos, a participar en labores subversivas antigubernamentales.

● Fomentar brechas entre las FANB y los miembros de las Milicias Bolivarianas.

● Hacer llamamientos a favor de despolitización del órgano armado y a favor de la defensa de los valores democráticos tradicionales de la derecha.”

Hoy varios medios de comunicación que sostienen la más denigrante guerra ideológica contra la Revolución Bolivariana, así como figuras de la derecha fascista, se han encargado de difundir estas supuestas deserciones cuyo trasfondo ha sido el trabajo de reclutamiento sostenido por la CIA. A ello se suma también la labor de sonsacamiento de militares en activo y la propagación de rumores sobre purgas internas dentro de las instituciones armadas.

El ejemplo más evidente de esta trama lo ha sido el anuncio por parte del reaccionario Carlos Ramírez López, quien impostó ayer en su cuenta de Twitter que “se desató una investigación muy fuerte entre los integrantes de la seguridad presidencial" y que, como consecuencia, un grupo de 8 ellos abandonó Venezuela.

Según se desprende de las informaciones ofrecidas por el abogado derechista, los tenientes de navío Cristian Travieso Rodríguez, Alexis Coronado Patiño y Erick Morales; los capitanes de corbeta Javier Rodríguez Márquez y Franklin Rodríguez Rodríguez; el capitán de navío Alexis Infante Uranga; el teniente Eusebio Martínez Reyes y el capitán de fragata Guillermo Almea Guevara, se encuentran protegidos, aunque en tránsito hacia EEUU.

Esta nueva conspiración de la CIA contra las instituciones armadas venezolanas, viene realizándose desde hace más de una década y sus resultados comienzan a verse ahora con mayor claridad. Es una parte más de la guerra sucia contra Venezuela.


Percy Francisco Alvarado Godoy

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...