lunes, 20 de junio de 2016

Cuba difícilmente compensará a los herederos de Meyer Lansky



Un artículo aparecido en  History Network ayer 19 de junio del 2016, y que reproduce en español CiberCuba, aborda cómo los herederos del afamado mafioso Meyer Lansky –particularmente su nieto Gary Rapoport– intentan buscar una compensación por las propiedades del mismo –fruto de actividades ilícitas como la extorsión, el asesinato, el juego sucio y otros delitos– que fueron expropiadas por el Gobierno Revolucionario Cubano a partir del 1 de enero de 1959.

El centro del reclamo parece ser el hotel Riviera, radicado a un costado del Malecón habanero.


Sobra decir que casi nadie ve a los descendientes derecho alguno sobre estas propiedades, incluso el historiador norteamericano Jack Colhoun que declaró, según uno de los sitios que “los herederos de Lansky no deberían recibir - como se diría en buen cubano - un kilo prieto partido por la mitad.

Los manipulados argumentos de los demandantes, quienes tratan de endulzar la figura de Lansky como un “hombre de trabajo honesto”, no son creíbles por nadie.

La expropiación del hotel Riviera fue un acto legítimo de la Revolución contra la corrupción enraizada por el régimen de Batista y la puesta en  práctica del principio de eliminar el juego y las actividades mafiosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...