sábado, 14 de mayo de 2016

La absurda pretensión de mercenarios USA para dirigir en Cuba



No sé si buscando visibilidad mediática, por mero afán sensacionalista o por estar ilusionados por el repunte de la derecha pro imperialista en América Latina, contrarrevolucionarios cubanos al servicio de USA albergan la ilusoria idea de que tienen alguna oportunidad en las venideras elecciones generales  cubanas, a celebrarse en el 2017.

Uno de ellos, el mercenario Manuel Cuesta Morúa –quien ha tenido últimamente un fuerte apalancamiento mediático por los medios y organizaciones involucradas en la guerra ideológica anticubana–, confía en esta ilusoria percepción: "Nos vamos a presentar a las elecciones y vamos a ganar", en el marco de la presentación del proyecto subversivo "Todos cabemos. Hacia un proyecto de nación", auspiciado por la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) –ridículo remedo de la MUD derechista anti bolivariana–  y estimulado y financiado desde el exterior.

El plan, diseñado por la contrarrevolución interna y sus financistas, persigue el objetivo de nominar al menos a casi un centenar de sus representantes (90) en distintas circunscripciones del país. Incluso han especulado con la posibilidad de incluir a algunos dentro de las Asambleas Municipales, Provinciales y Nacional del Poder Popular. Alguno se ha visto, al menos, ridículamente esperanzado con ser el próximo presidente cubano, lo que ha hecho reír o asustado a algunos secretos y no tan secretos aspirantes con ínfulas “presidencialistas” como Lincoln Díaz-Balart, Carlos Alberto Montaner, Armando Valladares, Jorge Mas Santos, el bandido José Daniel Ferrer, Eliécer Ávila  y  la propia aristócrata-mercenaria Yoani Sánchez
Su falso fundamento radica en que, según ellos, “existen condiciones internas” en la Isla para lograr sus objetivos, sumado al real retroceso de la izquierda en Latinoamérica provocado por la fuerte injerencia USA y el desenfreno de una derecha envalentonada.

Esta noticia ha sido replicada absurdamente por agencias y medios desconocedores o malintencionados sobre la realidad cubana. Todos se han olvidado de una verdad de Perogrullo: en Cuba sus dirigentes y representantes los escoge el pueblo mayoritario y aún es demasiado tonto pensar en un chance inexistente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...