martes, 26 de agosto de 2014

ICReach, buscador tipo Google con el que la NSA espia a los ciudadanos

screenshot.1

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos lleva años usando ICReach, una herramienta para analizar los metadatos de conversaciones de sus ciudadanos y registrar todos sus movimientos. El FBI, la CIA o la DEA han podido acceder a 850.000 millones de comunicaciones gracias al buscador.

La seguridad informática se ha convertido en un asunto primordial en todo el mundo gracias en buena parte a las declaraciones que realizó en su día Edward Snowden, el exfuncionario del Gobierno de Estados Unidos que actualmente está residiendo en Rusia, país que lo está acogiendo temporalmente. Las filtraciones de Snowden dieron lugar a una oleada de críticas y quejas desde todas las partes del mundo, al conocerse el espionaje que llevaba a cabo el Gobierno norteamericano sobre mandatarios de otros países, empresarios y el absoluto control sobre buena parte de sus ciudadanos.

El “Gran Hermano” de Estados Unidos

Lo cierto es que los acontecimientos relatados por George Orwell en la novela “1984” empiezan a quedarse cortos ante las nuevas noticias que poco a poco se van conociendo al respecto de las prácticas de espionaje a la población estadounidense. Una de las filtraciones de Edward Snowden, ha hecho referencia a ICReach, un motor de búsqueda similar en funcionamiento a Google, que emplea la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que permiten a otras agencias públicas, acceder a 850.000 millones de comunicaciones registradas gracias a un análisis de metadatos.  El espionaje se realizaría tanto a ciudadanos norteamericanos, como a extranjeros que se hallen en algún momento en el territorio de Estados Unidos y los datos analizados proporcionan información de todo tipo a diferentes agencias entre las que se incluye el FBI, la CIA o la DEA.
 
El motor de búsqueda lleva activo desde hace años como se ha conocido a través de una nota secreta filtrada perteneciente al año 2007 y desde ese momento ha servido de ayuda para monitorizar los movimientos de personas, predecir acciones futuras o revelar afiliaciones políticas y religiosas entre otras muchas funciones. El problema es que aunque esta herramienta es de mucha utilidad en procesos abiertos e investigaciones criminales, a la vez que facilita la tarea de detención de delincuentes o ayuda a evitar actos terroristas, lo grave es que las filtraciones de Snowden apuntan a que muchas de las comunicaciones a las que se ha accedido gracias a ICReach pertenecían a ciudadanos que no tenían nada que ver con ninguna clase de investigación.

E-mails, llamadas, faxes, mensajes de texto, o conversaciones en chats son solo algunas de las comunicaciones que han sido registradas y controladas por las agencias de inteligencia. Lo cierto es que en próximas fechas se espera que se sigan conociendo más detalles acerca de estas prácticas ejecutadas por el gobierno de Estados Unidos, aunque la vigilancia sobre este tipo de información clasificada, se ha redoblado.

Fuente: The Intercept


Tomado de  http://www.adslzone.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...