viernes, 1 de agosto de 2014

Obama ve a un solo culpable en Gaza



Un niño palestino sostiene una consigna en árabe que dice “Libertad para Palestina, libertad para Gaza” durante un acto de solidaridad desde Beirut, Líbano. Foto: Bilal Hussein / AP


Barack Obama ha aumentado su discurso pro sionista bajo el dudoso argumento de que Hamas violó la tregua humanitaria de 72 horas -la cual realmente duró apenas 120 minutos-, luego de un enfrentamiento entre tropas sionistas y combatientes de esa organización.

En los enfrentamientos, realizados durante una operación que perseguía destruir los túneles de Hamas, mientras estaba en marcha un alto el fuego, acción cuyo derecho Israel impuso como condición para el cese temporal de las hostilidades, murieron dos soldados israelíes y fue capturado un soldado, al cual varias versiones lo señalan como un ciudadano de origen inglés, familiar del ministro de defensa de Israel, Moshe Ya’alon. Se trata del segundo teniente Hadar Goldin, comandante de un batallón de reconocimiento.

Israel culpó a Hamas entonces de violar un cese el fuego y tuvo de inmediato el apoyo de Obama, cuando éste declaró hoy en un discurso: “Hemos condenado inequívocamente a Hamas y sus facciones por matar a dos soldados y abducir a otro poco después de comenzada la tregua” (…) “Espero que estén escuchando, porque si son serios, el soldado debe ser liberado lo antes posible”.

Como títere de EE UU, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, usó textualmente las mismas acusaciones de Obama contra Hamas.

Luego, para puntualizar la posición norteamericana, el secretario de Estado, John Kerry, urgió a la comunidad internacional a “redoblar sus esfuerzos para poner fin a los ataques desde los túneles o con cohetes de los terroristas de Hamas contra Israel y el sufrimiento y la pérdida de vidas civiles”.

Kerry había establecido contactos diplomáticos con Qatar y Turquía, bajo la aceptación de Israel, para que ambos gobiernos mediaran con Hamas para lograr la devolución del soldado capturado.

Tanto Hamas, como el propio portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qedra, acusaron a  Israel por haber violado el cese del fuego, provocando la muerte de cerca de 70 palestinos y heridas en 200 de ellos, como resultado de ataques de artillería en Rafah, al sur de Gaza.

El nuevo reinicio de las hostilidades pone sobre el tapete la agudización de las condiciones de vida del pueblo palestino.  Según Raquel Martí, directora ejecutiva de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), cerca de 60.000 personas desde que empezó este nuevo conflicto según reseña el diario peruano la República. Este mismo rotativo señala las declaraciones de la funcionaria, según la cual existen cerca de 46,000 desplazados y el número de víctimas mortales se ha elevado ya a cerca de los 1,600.

Estos tweets de Raquel Martí son elocuentes:





También el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denunció el ataque perpetrado hoy contra instalaciones de la Media Luna Roja Palestina en Jan Yunis, barrio del sur de la Franja de Gaza, donde unas 250 personas habían buscado cobijo.

Lo sorprendente de todo es que Obama, los miembros del Congreso de EE UU y hasta la propia ONU, solo inculpan a Hamas y callan estas barbaridades.

Informaciones recientes actualizan la huida masiva de los residentes en Rafah, mientras las cifras de víctimas aumentan hora tras hora: 1610 palestinos han perdido la vida, mientras que 8760 han sido heridos.

La masacre continúa así como la impunidad de Israel, quien se sabe apoyado enteramente por Obama y el Congreso norteamericano.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...