sábado, 21 de febrero de 2015

Reapertura de embajadas centrará la 2da ronda del diálogo Cuba-EEUU



http://estaticos.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2015/01/22/14219534303656.jpg

Según reportó EFE, a partir de una nota del Departamento de Estado, la segunda ronda de diálogo entre Estados Unidos y Cuba, a celebrarse en Washington el próximo 27 de febrero, centrará su atención, principalmente, en la reapertura de embajadas por parte de ambas naciones.

La nota en cuestión, puntualiza: "Las conversaciones se centrarán en asuntos relacionados con la reapertura de las embajadas, incluyendo las funciones de los diplomáticos en nuestros respectivos países".
 
La misma nota deja entrever, sin ambages, la clara intención de la administración norteamericana de acelerar este proceso, por cuanto la sede diplomática servirá de plataforma legal para desarrollar sus actividades desestabilizadoras dentro de la Isla. Al respecto, dice: “Una embajada de Estados Unidos en La Habana nos permitiría promover nuestros intereses y valores de manera más efectiva, y aumentaría nuestro compromiso con el pueblo de Cuba".

No cabe la menor de las dudas de que la puja norteamericana estará centrada principalmente en aumentar el número de personal “diplomático” en funciones, la libertad de movimiento de los mismos por el interior del país, así como el libre acceso de ciudadanos cubanos a la sede diplomática norteamericana, lo que reforzará el papel de las Oficinas de Prensa, Política y Cultura, tradicionalmente encargadas del estudio de perfiles de ciudadanos, captación de agentes desestabilizadores y promoción de planes desestabilizadores.

Cuba tiene bien claro este futuro contexto, por lo que la discusión sobre las cuotas de personal diplomático de las embajadas y el tipo de acreditación que tendrá el resto de personal de la misión, serán aspectos de serio debate.

El gobierno cubano ha dejado bien claro que no tolerará que la sede diplomática norteamericana en La Habana se convierta en un foco de subversión legalizado. Exige, por ello, transparencia y buena fe por parte de su contraparte norteamericana.

Hasta el momento se ha podido filtrar la suspicacia de que EEUU está preparando aceleradamente a oficiales experimentados en planes subversivos dentro de sus agencias de espionaje, o pensando trasladar a otros que cumplen actualmente misiones en otras naciones, para componer su futuro staff en La Habana.

El reto venidero sobre cómo se desarrollará en un futuro la actividad de los “diplomáticos” norteamericanos en territorio cubano está planteado. Si la actividad de los mismos se encamina a generar conspiraciones, acciones subversivas y desestabilizadoras encubiertas, captación de líderes para el cambio político, así como otras acciones probadas en Venezuela y Ecuador, por citar algunos ejemplos, sépase de antemano que las mismas serán denunciadas oportunamente y los involucrados serán sacados a la luz pública. Ni nuestro pueblo, ni el pueblo norteamericano, serán engañados esta vez.

Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...