domingo, 31 de agosto de 2014

EE.UU. desclasifica documentos sobre el estatus nuclear de Israel

 http://sabbah.biz/mt/wp-content/uploads/2007/04/USRAEL_AIPAC_LauraJeanZ.jpg

La administración Obama desclasificó documentos esta semana, después de 45 años de alto secreto estatal, sobre los contactos entre Jerusalén y Washington sobre una opción nuclear israelí. La Interagency Security Classification Appeals Panel (ISCAP) que es la encargada de aprobar la desclasificación, se negó durante décadas a desclasificar estos secretos del programa nuclear israelí.

Los documentos describen cómo trabajó la administración estadounidense antes de la reunión entre el presidente Richard Nixon y la primera ministra Golda Meir en la Casa Blanca en septiembre de 1969, cuando llegaron a un acuerdo tras la negativa israelí de tres asuntos: no firmar el Tratado de No Proliferación; no permitir la inspección estadounidense de la instalación nuclear de Dimona; y no condicionar la entrega de aviones de combate a cambio de que Israel renuncie a las armas nucleares (en cuyo remplazo EE.UU. propuso misiles estratégicos Jericho-tierra-tierra "capaces de llegar a las capitales árabes", aunque "no todas las capitales árabes.")

Los funcionarios -los secretarios del gabinete y asesores de alto rango que escribieron los documentos- renunciaron un ambicioso plan para bloquear la nuclearización de Israel, hasta que finalmente accedieron al reconocimiento de Israel como un estado nuclear umbral. El contenido de la conversación entre Nixon y Meir todavía está clasificado.

De hecho, de acuerdo con los documentos estadounidenses, el gobierno de Nixon define un umbral doble para diferenciar una "opción técnica" de una "posesión" de las armas nucleares. 

El primer umbral era la posesión de "los componentes de armas nucleares capaces de explotar".

El segundo umbral es la confirmación pública de sospechas a nivel internacional, y en los países árabes, en particular, de la existencia de armas nucleares en Israel, por medio de las pruebas y la posibilidad misma de "hacer público el hecho de la posesión de armas nucleares."

Los funcionarios de Nixon le propusieron, en la víspera de su conversación con Meir, mostrar moderación con respecto al programa nuclear israelí, y que abandone los esfuerzos para que a Israel cese la adquisición de misiles de 500 kilómetros de alcance con ojivas de una tonelada desarrollados en la fábrica de Marcel Dassault en Francia, para llegar a un acuerdo con Israel sobre estos puntos.

La política de ambigüedad nuclear de Israel -que con el fin de disuasión no niega categóricamente cierta capacidad nuclear, pero insiste en usar el término "opción técnica" - aparece, de acuerdo con los documentos recién liberados, como resultado de los acuerdos Nixon-Meir, no sólo como una maniobra israelí.
Según los documentos, la administración Nixon creía que la adquisición de armas nucleares de Israel alentaría a los países árabes para adquirir sus propias armas en 10 años, a través de contratos privados con los científicos e ingenieros en Europa. Por otra parte, "está profundamente arraigado en la psique árabe el concepto de que un acuerdo será posible sólo cuando hay alguna paridad en la fuerza con Israel".

Los asesores de Nixon concluyeron que, considerando todas las cosas, "no podemos obligar a los israelíes a destruir datos y componentes de diseño, y mucho menos el conocimiento técnico en las mentes de la gente, ni el talento existente para la improvisación rápida". Así, Davies escribió en julio, dos meses antes de la reunión de Nixon-Meir, que el mal menor sería permitir a Israel "mantener su 'opción técnica'" para producir armas nucleares.

La consideración estratégica, mezclada con consideraciones políticas, fue persuasiva. El borrador de la rendición incondicional de Meir -formulado en el Pentágono sin su conocimiento en su primer mes en el cargo- fue dejado de lado, y la opción de ambigüedad nació y vivió en documentos secretos hasta que el gobierno de Obama la hizo pública, por razones (o no) de su propia cuenta.

La decisión de liberar los documentos se realizó en marzo, pero fue mencionada junto a la desclasificación de otros materiales en ISCAP, que está encabezado por un representante del Presidente y cuyos miembros son funcionarios del Departamento de Estado, Departamento de Defensa y el Departamento de Justicia, así como la administración de la Inteligencia y el Archivo Nacional, donde se almacenan los documentos.

Tomado de  http://www.aurora-israel.co.il

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...