sábado, 17 de octubre de 2015

Manipulación mediática e infundios sobre presencia de las FAR cubanas en Siria.



El claro propósito de esta campaña desinformativa es generar conflictos políticos entre Cuba y los EEUU, así como vender la falsa idea de que los compromisos con Rusia harían a la parte cubana a actuar fuera del contexto actual de las relaciones internacionales. Por otro lado, Cuba es sabedora de que tanto Rusia como las fuerzas sirias y sus aliados se encuentran actualmente realizando una efectiva y esperada aniquilación de todas las fuerzas terroristas en Siria.

http://www.oocities.org/urrib2000/Tan-T-62M.jpg
Mark Twain en una de sus célebres frases, sentenció: “La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas”. E, inobjetablemente, esto parece estar sucediendo con aquellos que han desarrollado la falacia sobre la presencia de militares cubanos en Siria, apoyando las actividades militares de Rusia contra el terrorismo del Estado Islámico.

De nada valieron las afirmaciones de un diplomático cubano en la embajada de Cuba en Damasco desmintiendo tales imputaciones. Tampoco fueron tenidas en cuentas las argumentaciones del periodista de Prensa Latina en ese país, Miguel Fernández, desnudando ese absurdo. La maquinaria propagandística anticubana había sido puesta en marcha e importantes medios y cadenas internacionales se hicieron eco de la noticia sin confirmar su veracidad.

La insidia fue fabricada en Miami e inmediatamente difundido por la cadena Fox News, haciendo gala de falta de objetividad y veracidad, pero poniéndose al servicio de los sostenedores de la guerra ideológica anticubana en la arena internacional. Fox se limitaba a declarar que la información fue recibida de una fuente anónima del Pentágono, basándose en dudosos informes de inteligencia.

Por su parte, el gobierno norteamericano no se comprometió desde un inicio con tal noticia. Primero fue el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, quien consideró que su gobierno carecía de evidencias al respecto. Hace unas horas, Mark Toner, otro portavoz del mismo departamento, señaló: “No tenemos ningún reporte en absoluto que corrobore esta historia”.


"Operativos militares cubanos han sido vistos supuestamente en Siria, donde las fuentes creen que están asesorando a los soldados del presidente Bashar al Assad y pueden estar preparándose para reforzar los tanques rusos para ayudar a Damasco en la lucha contra las fuerzas rebeldes respaldadas por EE.UU.", declaraba la mencionada cadena norteamericana, tergiversando el contenido y el objetivo del ministro de las FAR, Leopoldo Cintras Frías, a Siria.

Al corrillo de insidiosos se fueron sumando varios medios y agencias como el diario español ABC, el sitio Debkafille –medio desinformativo del Mossad-, el diario alemán Deutsche Welle, la argentina Infobae y RadioTV Martí, así como varios medios de la blogosfera anticubana.

En realidad la mentira fue fabricada en Miami por supuestos “expertos” de inteligencia del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (ICCAS), adscrito a la Universidad de Miami. Ellos fabricaron el rumor sobre la supuesta presencia de 300 tanquistas cubanos en Siria, nada menos que bajo el mando del propio ministro de las FAR, trasladados por helicópteros rusos a Siria. Los artífices de la mentira se basaron en informaciones de un supuesto agente árabe ubicado en Siria, quien absurdamente hizo llegar la noticia a Jaime Suchlicki, director del ICCAS.

No faltaron algunos miembros del Congreso norteamericano, como el senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial del Senado, quien involucró injustificadamente a Cuba en la guerra contra los terroristas en Siria en una carta al presidente Obama.

Con independencia de que Cuba siempre ha mostrado su sentimiento solidario con otras naciones hermanas, su posición con respecto al conflicto sirio quedó plasmada el 21 de septiembre pasado, en las declaraciones de la embajadora y representante permanente de Cuba ante el XXX período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Anayansi Rodríguez, quien aseguró que Cuba “aboga por una pronta y salida pacífica al conflicto armado que ha provocado una fuerte crisis en Siria.” (…) El rol de la comunidad internacional es prestar ayuda para garantizar la paz y estabilidad en Siria. Se debe rechazar acciones que provoquen la muerte de personas inocentes y la inseguridad ciudadana”,

El claro propósito de esta campaña desinformativa es generar conflictos políticos entre Cuba y los EEUU, así como vender la falsa idea de que los compromisos con Rusia harían a la parte cubana a actuar fuera del contexto actual de las relaciones internacionales. Por otro lado, Cuba es sabedora de que tanto Rusia como las fuerzas sirias y sus aliados se encuentran actualmente realizando una efectiva y esperada aniquilación de todas las fuerzas terroristas en Siria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...