lunes, 23 de noviembre de 2015

Putin avizora fin del ISIS y desmiente guerra USA-OTAN contra el mismo



ISIS

En un discurso el día de hoy, dirigido a los comandantes militares de la Federación Rusa, en el Centro de Defensa Nacional de Control de la sede del gobierno en tiempos de guerra en Moscú, el presidente Putin declaró que las Fuerzas del Estado islámico están en el "borde de la derrota total", en acciones reales contra los mismos, deshaciendo la quimera de los aliados de la OTAN y de EEUU de que estaban ciertamente luchando contra los estos.

Paralelamente, el ministerio de defensa ruso (MOD), informó que las Fuerzas Aeroespaciales rusas han destruido en las últimas 48 horas 472 objetivos terroristas, a la par que en los últimos 5 días han arrasado 1,000 objetivos de su actividad petrolera –una de sus fuentes de financiamiento–, así como cerca de 3,000 ataques misilísticos contra sus fuerzas, lo cual ha sido confirmado por la agencia de noticias iraquí al-Nakhil. Mohammad Ali al-Hakim, de la agencia de noticias iraquí al-Nakhil, dijo al respecto: "En la actualidad, el ISIS sólo se cuenta con 34 bases en Mosul, Raqqa, etc., de las numerosas que poseía. (…) El fin del ISIS está cerca."

El MOD destaca que uno de los factores del éxito ha sido la incorporación a las acciones contra el ISIS del portaaviones francés Charles de Gaulle, en plena coordinación con las fuerzas aeroespaciales rusas, resultado de la decisión francesa de unirse a Rusia –fuera de la coalición de la OTAN– en las hostilidades contra los grupos terroristas.

A este esfuerzo real y efectivo se ha sumado China, la que ha desplegado cerca de 3, 000 marines en Siria para enfrentar al ISIS.

Estos movimientos han despertado intranquilidad en Washington, que ha enviado su portaaviones USS Harry S. Truman apresuradamente –y antes de lo previsto– a la escena del conflicto.

No se sabe a ciencia cierta si EEUU va a intervenir para proteger a sus aliados del Estado Islámico contra derrota total por parte de Rusia, Francia, China, Irán, Irak y Siria, colocando al mundo al borde de una Tercera Guerra Mundial. Lo cierto, sin embargo, es que los EEUU han lanzado una fuerte campaña desinformativa sobre los logros de estos ataques, atribuyéndose algunos de ellos, minimizando su impacto e incitando a condenar a Rusia por inexistentes víctimas civiles en sus ataques. Para ello cuenta con el poderoso tinglado de los monopolios de la información.

Un ejemplo de la manipulación distorsionada de los hechos lo reportó un programa de noticias estadounidense, PBS, quien mostró varios videos de los ataques rusos atribuyéndoselos a acciones norteamericanas, según denuncio Russia Today.

EEUU mantiene el apoyo a Turquía, la que se ha involucrado con el ISIS de tal manera que ofreció pasaportes y libre tránsito a dichos terroristas en su territorio, tal como reportó Live Leak. Con estos pasaportes muchos terroristas se están moviendo impunemente hacia los EEUU y Europa.

Igualmente, según la revista estadounidense Newsweek, Turquía estaba permitiendo a camiones del ISIS, procedentes de Raqqa, cruzar la frontera, a través de Turquía en ambos sentidos, para atacar a los kurdos sirios en la ciudad de Serekaniye, en el norte de Siria, además de brindarles casas de seguridad. Asimismo se denunció que desde septiembre del 2014 el príncipe saudí Bandar bin Sultan tenía envíos de armas financiadas a ISIS a través de Turquía, así como una operación logística clandestina en Alemania entregó las armas en el aeropuerto Esenboga, en Turquía, la que fue dividida en tres contenedores, dos de los cuales fueron enviados a ISIS. Tal fue el escándalo que la vicepresidente del Parlamento alemán, Claudia Roth, mostró su sorpresa ante estas operaciones clandestinas, tal como lo recogió el sitio de Rudaw.net por esa fecha.

Tal ha sido la impunidad con la que han actuado los aliados de EEUU que, en su testimonio ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense para septiembre de 2014, el general Martin Dempsey, entonces jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, cuando fue interpelado por el senador Lindsay Graham sobre si sabía de "cualquier aliado árabe importante ligado al ISIS", este no pudo ocultar la verdad al declarar: "Sé que los principales aliados árabes que los financian  incluyen Arabia Saudita, Qatar, Los Emiratos Árabes Unidos, y Kuwait en particular, todos los cuales, durante los últimos cuatro años por lo menos, han canalizado miles de millones de dólares en gran parte a ISIS”.

Como resultado de la engañifa del Pentágono y la CIA al propio gobierno de Obama, al Congreso y a sus ciudadanos, el Inspector General del Pentágono abrió una investigación para analizar un número masivo de mensajes de correo electrónico de comando central de Estados Unidos y el contenido de las computadoras militares, en un esfuerzo para descubrir hasta dónde llega esta conspiración de mentiras.

Todo esto demuestra que sectores ultraconservadores anquilosados en las élites de poder siguen apostando por una catástrofe mundial a costa de hacer primar sus voluntades políticas. Obama, mientras tanto, está prisioneros de sus propios socios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...