miércoles, 27 de mayo de 2015

Geopolítica fallida USA y el peligro de una Tercera Guerra Mundial



La puja impuesta a Rusia por EEUU y la OTAN parece orientarse hacia la guerra más que al diálogo. Putin, estratega consumado, tiene bien claro la amenaza y juega sobre el tablero de ajedrez jugadas maestras que debilitan lentamente a su adversario. La suerte está echada.

http://esp.rt.com/actualidad/public_images/2c0/2c0a94578cbcb6eea06c68e10aaa05b8_article.jpg 

El Ministerio de Defensa ruso, según se especula en la red, informó sobre el hecho de que el presidente Putin pudo haber ordenado un ejercicio integral  de todas las FFAA, particularmente las aéreas,  luego de recibir una llamada del primer ministro británico, James Cameron, donde el dirigente de Albión se disculpa por verse involucrado en cualquier escenario bélico contra Rusia, solicitando al mandatario ruso evitar que su país sea centro de cualquier represalia rusa desde el punto de vista de respuesta nuclear.



La llamada entre ambos líderes, de la cual solo se hace alusión pública a los temas relacionados con Siria y Ucrania, enfatiza en los esfuerzos comunes para ayudar a encontrar una solución a la guerra civil en Siria y en particular para detener el ascenso del Estado Islámico. Asimismo, coincidieron en coordinar encuentros entre sus asesores de seguridad nacional, aunque se sabe de antemano que el tema de la permanencia de Bashar Al-Assad en el gobierno es un aspecto no coincidente entre las partes, ya que el Reino Unido ve la salida del mandatario sirio como una condición para la paz en Siria y valida el considerar a la oposición siria como parte de cualquier negociación. Rusia mantiene una postura opuesta.


En el caso de Ucrania, las diferencias se mostraron aún más contrapuestas. El Reino Unido, así como otros países de la OTAN, se alinean junto a EEUU, en posturas inaceptables para Rusia y generando frecuentes amenazas de agresión a partir de montadas provocaciones de tipo bélico, como lo son las maniobras de la OTAN a lo largo de las zonas fronterizas Federaciones del Ártico. Como respuesta a esta provocación, Rusia ha movilizado cerca de 12.000 efectivos militares, hasta 250 aviones, 700 piezas de equipo militar y ha ordenado el aumento de patrullas aéreas de combate a lo largo de las fronteras con países de la OTAN. 

Tal como sugiere Sputnik, los ejercicios rusos buscan entrenar a sus tropas con vistas a los ejercicios estratégicos Tsentr-2015, a realizarse en septiembre venidero. No obstante, la verdadera trama está en advertir a Suecia, Noruega y Finlandia, quienes desarrollan junto con otros países europeos y los Estados Unidos el ejercicio Ártico Reto 2015, hasta el 2 de junio, que Rusia considera provocadoras maniobras de este tipo cerca de sus fronteras.

Rusia ha seguido con preocupación las declaraciones del ex analista de inteligencia de la NSA y oficial de contrainteligencia de la US Navy, John Schindler, en que desnudó un plan de la OTAN para agredir a Rusia, al confesarle: "Probablemente estaremos en la guerra en este verano, si tenemos suerte, no será nuclear”.

George Soros, oligarca vinculado a las élites de poder en USA, no tuvo reparo en predecir una guerra de enormes proporciones entre los EE.UU., Rusia y China, de manera tal que podría ser la expresión inmediata de una Tercera Guerra Mundial. Estas declaraciones de Soros fueron hechas en una conferencia del Banco Mundial, en Bretton Woods, usando el absurdo de una supuesta amenaza nuclear rusa, manejada por “expertos” de Inquisitr, contra el volcán de Yellowstone.

Las impensadas amenazas de Soros, encaminadas a fabricar supuestos peligros, también involucran a China en un posible ataque a Japón u otro aliado de Estados Unidos.

La visita de Kerry a Rusia hace una quincena pudo haber sido una engañifa para ganar tiempo, generar una relativa confianza en Putin, mientras preparan una acción de grandes proporciones contra Rusia.

Lo cierto es que las tensiones van en aumento en la medida en que los juegos de guerra desarrollados por EE UU y sus aliados se hacen más amenazantes contra Rusia. 

El analista geopolítico galardonado y consultor de riesgos estratégica internacional, F. William Engdahl, en su artículo “Washington Blows”, puso el dedo en la llaga al concluir en el mismo:

● EEUU ha perdido influencia en política internacional.

● Rusia se ha convertido en factor clave del desafío contra EEUU es Rusia. 

● EEUU buscan la manera de derrotar a Rusia por cualquier vía.

● Rusia se pudo recuperar de la guerra económica lanzada contra ella, sobre todo tras la caída artificial de los precios del petróleo. Para ello, Putin inició una brillante serie de iniciativas económicas, militares y políticas extranjeras, las que reclamaron de inmediato, hace apenas un mes, la necesidad de un nuevo orden monetario mundial y debilitó a los Estados Unidos en su papel como exclusiva superpotencia hegemónica.

● La crisis financiera que trajo la inviabilidad de la explotación del petróleo de esquisto, aparejado al desempeño crítico de Wall Street que pusieron en peligro a la Reserva Federal norteamericana y a la existencia del dólar como moneda de reserva mundial. 

● En resumen, la estrategia petrolera de Estados Unidos le causó más daño a sí mismo que a Rusia.

● El mantener obsesivamente al régimen golpista y fascistoide de Ucrania ha representado un fracaso total en términos de geopolítica para EE UU.

● Las sanciones de los socios europeos de EE UU resultaron fallidas en cuanto al aislamiento del gas ruso, así como la amenaza rusa de prohibir las importaciones de alimentos de la UE, le hicieron a los norteamericanos perder el apoyo incondicional de sus vacilantes amigos, a la par que generó en Rusia un fuerte movimiento hacia la autosuficiencia.

Otros aspectos examina Engdahl en su trabajo que condujeron a la debacle de la política rusa de Washington.

Finaliza Engdahl su trabajo con unas claras y sugerentes afirmaciones: “En esta coyuntura lo único claro es que Washington finalmente se ha dado cuenta de la estupidez de sus provocaciones contra Rusia en Ucrania y en el mundo. Lo que su próximo plan implicará, aún no está claro. Es obvio que hay un cambio dramático de política ordenado a Obama desde los más altos niveles de las instituciones estadounidenses. Ninguna otra cosa podría explicar el dramático cambio. Si la cordura se reemplaza con una nueva locura aún está por verse. Lo cierto es que Rusia y China están decididos a no quedarse nunca más a merced de una única superpotencia impredecible.”

La puja impuesta a Rusia por EEUU y la OTAN parece orientarse hacia la guerra más que al diálogo. Putin, estratega consumado, tiene bien claro la amenaza y juega sobre el tablero de ajedrez jugadas maestras que debilitan lentamente a su adversario. La suerte está echada.

Percy Francisco Alvarado Godoy.

Fuentes:

http://www.whatdoesitmean.com/index1871.htm

http://journal-neo.org/2015/05/24/washington-blows-itself-up-with-its-own-bomb/&usg=ALkJrhjbapfUtz6VhBufTU9niVzA2wdhyw

http://sputniknews.com/military/20150526/1022555720.html&usg=ALkJrhj8BCR-QT3ydA782SMAbOPQxou0bg 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...