domingo, 3 de mayo de 2015

Navy Seal, una historia en el papel y no pocos fracasos



 http://www.airsoftgitv.com/wp-content/uploads/Navy-Seal.jpg

Los SEAL pertenecen a la US Navy, y forman parte del NSWC, que es un componente del USSOCOM (United States Special Operations Command).  Sus orígenes los encontramos en la II Guerra Mundial (SGM), cuando la Marina norteamericana organizaba grupos de reconocimiento de playa en adelanto a los desembarcos. Se establecerían así en conjunto con el US Army las escuelas de Reconocimiento Anfibio y la de Arremetedores Navales, en 1942, en el Fuerte Pierce, que evolucionaría a la NCDU (Naval Combat Demolition Unit). Estos nuevos luchadores tendrían su bautismo de fuego durante la Operación Torch en el Norte de África.

Pero sería después de los desembarcos en Tarawa, en el Pacífico, cuando el vicealmirante Richmond K. Turner ordenó la formación de nueve UDT (Underwater Demolition Team). Tendrían tanto éxito que en1944 había ya 34 y se desempeñarían con coraje durante la Guerra de Corea. Pero fue durante los primeros años de la Guerra de Vietnam cuando estos equipos de lucha naval especializados alcanzarían su destino como los mejores comandos de guerra no convencional de Estados Unidos, cuando, en marzo de 1961, el comandante de operaciones navales Arleigh Burke recomendó la creación de unidades de lucha contra guerrillas, cuyos efectivos debían tener la habilidad de luchar desde tierra, mar y aire.

Se utilizaron los UDT como el núcleo para la formación de los nuevos guerreros, apareciendo así el ST-1 (SEAL Team One) en Coronado (California) y el ST-2 en Little Creek (Virginia). Los SEAL comenzaron sus operaciones en el Suroeste asiático en 1962 y en 1963 se vieron involucrados en el Programa Phoenix, que se dedicaba a cazar personal del Ejército de Vietnam del Norte y simpatizantes del Vietcong. Después de su emplazamiento inicial como unidad operativa en Da Nang, se asignaron a la limpieza de guerrilleros en el área de Rung Sat, donde se vieron cara a cara con el enemigo y conseguirían una mística sin igual y una reputación impresionante, atribuyéndoles el apodo de los Demonios de Cara Verde. En general, cuando hablamos de los SEAL nos referimos a los ST operacionales.

Nota del administrador: A pesar de su preparación y reputación, los Navy Seals poco pudieron hacer en Vietnam para cumplir su cometido. Muchos de ellos fueron incapaces de neutralizar a jefes del Vietcong y tampoco acabar con los destacamentos guerrilleros y sus flujos de logística.

Hoy, los ST-2, ST-4, ST-8 y ST-10 están estacionados en Little Creek, mientras que los ST-1, ST-3, ST-5 y ST-7 se sitúan en Coronado. Cada uno de los equipos se compone de seis pelotones de comandos. Sin embargo, la denominación SEAL en verdad se refiere a la calificación otorgada al aspirante que completa el curso BUD/S (Basic Underwater Demolition/SEAL).  Este curso tiene una duración de seis meses en el Centro de Entrenamiento de Guerra Naval Especial, en Coronado. La fase inicial ocupa cinco semanas, para luego continuar el periodo de tres etapas de BUD/S. La primera, de ocho semanas, culmina con la del Infierno. Los aspirantes que completan dicha prueba, pasan a otra fase de operaciones submarinas de ocho semanas, antes de pasar a las nueve de preparación en lucha terrestre y otra de tres de paracaidismo básico.

Los SEAL se distribuyen en varios destacamentos y tres entes de lucha particular: los equipos de Guerra Naval Especial constan de ocho ST, cada uno compuesto por seis pelotones y una unidad de Mando. Cada pelotón suma 16 comandos SEAL: dos oficiales, un jefe y trece enrolados y puede dividirse en dos escuadras o cuatro elementos. Existen cuatro ST que responden bajo el mando del Grupo 1 de Guerra Naval Especial (NSWG-1), basado en Coronado, y otros cuatro que responden al Grupo 2 en Little Creek. Los que completan el BUD/S se distribuyen entre los ST, pero también son asignados a los otros grupos especializados, como el SDV-T1 (SEAL Delivery Vehicle Team 1), a cargo de mini submarinos y otros aparatos de entrega, y su base se encuentra en Hawái, con unos ocho pelotones.

Cada pelotón de SDV se compone de doce a quince comandos SEAL. Hasta hace poco existían dos equipos de SDV, pero ahora solo funciona uno. Otros comandos son asignados a cualquiera de los tres SBT (Special Boats Team) existentes hoy día, que hasta hace poco se denominaban SBU (Special Boats Unit). Sin embargo, existe una diferenciación entre los SEAL y los llamados Swick, pues su entrenamiento diverge y especializa a partir de un punto común. Los Swick, apodo de los SWCC (Special Warfare Combatant-craft Crewmen), concentran sus habilidades en la guerra de litoral y aguas marrones. Básicamente apoyan las operaciones de los ST, particularmente en el desarrollo de la guerra fluvial y costera.

Su origen se remonta al Escuadrón de Lanchas Torpederos de la SGM y, en febrero de 1964, se establece Unidad de Botes de Apoyo 1 (BSU-1), como parte del programa de Torpederos de Patrulla Rápida (PTF) emplazado en Da Nang. Estos evolucionarían a los actuales SBT-12, SBT-20 y SBT-22. Las principales lanchas especiales utilizadas por los SBT son las de asalto y combate de goma CRRC (Combat Rubber Raiding Craft), de operaciones especiales fluviales SOC-R (Special Operations Craft-Riverine), las inflables de casco rígido RHIB (Rigid-Hulled Inflatable Boat) y los patrullero tipo MK-V. Pero la lista cambia constantemente, pues se ponen a prueba nuevos ingenios de manera constante.
Mencionamos antes que también existen varios destacamentos SEAL denominados Unidades de Guerra Naval Especial, que se distribuyen alrededor del mundo. Algunos de ellos funcionan como unidades de adiestramiento, pero su misión principal es la de servir de apoyo a los pelotones SEAL en caso de ser necesario entrar en acción en el área geográfica donde se encuentre dicha Unidad de Guerra Naval Especial (SNWU), que parecen comprender sólo unos cuatro comandos cada una.

Reclutamiento y equipos

El reclutamiento y retención de los comandos es considerado un problema para la US Navy, pues se buscan tipos específicos para su formación. Retenerlos en servicio es otro asunto, especialmente si consideramos que toma dos años en realidad completar el entrenamiento de un SEAL operacional y otros tres para considerarlo curtido y experimentado. Se les otorgan incentivos económicos de 75.000 a 90.000 dólares al completar los catorce años de servicio y 150.000 a los 19 a 25 años. Una vez entrenados y calificados, son codiciados por otras entidades. En 2010 se graduaron 277 comandos SEAL del curso BUD/S, de 1.141 aspirantes, incluyendo 70 oficiales.

Necesitaría varios volúmenes describir el número de armas disponibles para estos comandos, pero podemos decir que la pistola favorita en la lucha de corto circuito es la P-226, así como los subfusiles MP5 en todas sus gamas. El rifle tradicional continúa siendo el M4, pero también se ha observado que tienen el HK53. El arsenal incluye algunas armas interesantes. Los SEAL consideraron positivamente, por ejemplo, la ametralladora M60, aun después que fuera descartada en beneficio de la M240/FN MAG en las filas generales. Serían ellos quienes modificarían el diseño del arma al estándar M60E3, para luego pasar a la Mk43 Mod 0 (M60E4), con cañón más corto y mejoras en sus componentes internos para hacerlo fiable y menos complicado al momento de su desarme y armarla y con rieles, pasadores y sostenes ergonómicos.

Es esta variante la que más tarde sería comparada favorablemente con respecto a la FN MAG y que ahora se ofrece en paquetes de retrofit para aumentar las capacidades de la M60, algo que pueden considerar los países que tienen a ésta como la ametralladora principal en sus arsenales. La M60E4 fue finalmente reemplazada en los SEAL por la M240, que, al igual que la anterior, es de unos generales, refrigerada por aire. Algunas unidades SEAL todavía prefieren la MK23 Mod 0 por su versatilidad y fácil manejo, además de su gran cadencia de tiro y la fiabilidad conferida por los cambios implementados en el diseño base.  Los SEAL también han recibido y mejorado el fusil M14, probado ampliamente en Afganistán.

Así como con la M60 y el M14, los SEAL tienen preferencia por algunos sistemas de armas poco comunes.  Durante la Guerra de Vietnam, sus equipos preferían el sistema de armas cortas Stoner. El XM22/E1 consistía en un sistema modular de armas ligeras, denominado Stoner 63 y desarrollado por Eugene Stoner. Su reparto en Vietnam llegó en forma de versiones de fusil XM22 y XM22E1, así como la carabina XM23. La mayoría de los 4.000 ejemplares construidos serían utilizados por los SEAL hasta hace relativamente poco como M63A1, hasta que fueron reemplazados por el M249 SAW, la versión estadounidense de la ametralladora ligera belga FN Minimi, de gran volumen de fuego. Esta ametralladora ligera es accionada por los gases del disparo y refrigerada por aire. Posee un cañón de cambio rápido, que permite al operador reemplazarlo en poco tiempo cuando se sobrecalienta o bloquea. Tiene un bípode plegable acoplado cerca del cañón, aunque también puede montarse sobre un trípode fijo.

El asalto al campamento de Osama bin Laden y el percance con uno de sus helicópteros, trajo a luz otro juguete interesante en el arsenal de estos comandos. Al parecer, dos de los helicópteros de asalto (todavía citados como Blackhawk para el caso, pero quizás sería más correcto referirse a los MH-60S Knighthawk) fueron modificados con rotores especiales de diseño furtivo y silenciosos, aunque aún existe la remota posibilidad de que se tratara de un modelo completamente nuevo. Lo que sí es seguro es que un rotor altamente modificado sobrevivió al intento de destruir la máquina y fue capturado por Paquistán.

El ST-6 tendría su propia historia y evolucionaría en el DEVGRU (Naval Special Warfare Development Group), actual núcleo del Mando de Operaciones Especiales Navales. Responde directamente bajo el Mando Conjunto de Operaciones Especiales y sus orígenes se remontan a la fallida Operación Eagle Claw de 1980, que pretendía el rescate de rehenes estadounidenses en la Embajada en Teherán. El ST6 seria creado por Richard Marcinko y su denominación pretendía confundir, pues en ese tiempo solo existían dos equipos SEAL. Marcinko partiría de comandos con calificación SEAL, pero la nueva organización tendría problemas y competencias.

El ST-1 empezó a entrenar a los doce pelotones que lo formaban en esos días en tácticas contraterroristas (CT), estableciendo su propio elemento especializado denominado Movilidad-6. Con el tiempo, el ST-6 se convertiría en el equipo CT de preferencia y se constituyó oficialmente en octubre de 1980 y como DEVGRU en 1987, cuando se establece el NAVSPECWARCOM (Naval Special Warfare Command) también denominado NAVSOC o NSWC. Sin embargo, coloquialmente todavía se habla del ST-6 cuando se refiere al DEVGRU, o simplemente Equipo-6, que, por cierto, se dice que ha adoptado una nueva designación recientemente, que en este momento se mantiene clasificada.

Poco se sabe de la composición de DEVGRU, Equipo-6, ST-6 o como quiera que se llame hoy en día esa unidad. Lo que nadie contradice es que se trata de la crema de la crema de los comandos SEAL. Los comandos del Equipo-6 aprenden a saltar en paracaídas desde 30.000 pies de altura y se especializan en batallas de circuito cerrado, pero están igualmente preparados para toda clase de escenarios, armas, y condiciones. Se cree que se compone de unos 300 comandos. Los equipos y otras agrupaciones SEAL suman unos 3.000 efectivos regulares y otros tantos reservistas. Tiene su nido en Dam Neck, en la Estación Aeronaval de Oceanía, en Virginia. Equipo-6 y Delta forman la línea de fuego del JSOC (Joint Special Operations Command).  El asalto a bin Laden caería bajo el mando operacional de la CIA.

El comandante del NSWC, vicealmirante Edward Winters, aparentemente ha ordenado un silencio total, después de darles su felicitación por el trabajo realizado. El Equipo-6 ha participado en considerables combates en Yemen y Somalia. Extraoficialmente se ha dicho que los frentes se han repartido informalmente: en Afganistán para las operaciones de ST-6 e Irak para los comandos Delta. El ritmo de trabajo de cada uno de estos comandos es tal, que se dice que su vida en el ST-6 es de solo tres años.

En 1989, en Panamá, operadores del Grupo 2 del NSW, que incluían los ST-2 y ST-4 de la Unidad 8 de Guerra Naval Especial y de la 26 de Botes Especiales, participaron en las operaciones contra el régimen de Manuel Noriega.

Elementos del DEVGRU fueron asignados a la Fuerza de Tarea (FT) Azul, mientras que los otros SEAL se encuadraban en la Blanca, a cargo de la destrucción de las unidades navales en Balboa, aviones en Paitilla y el aislamiento de las Fuerzas de Defensa de Panamá en la Isla Flamenco. La sección FT Whiskey realizaría una operación con el uso de LAR-V Draeger (respiradores especiales), destruyendo el patrullero Presidente Porras. Mientras tanto, 48 SEAL de la Fuerza Papa atacaban Paitilla, donde caerían en una emboscada que les dejaría cuatro muertos y trece heridos, hasta el momento las bajas más cuantiosas conocidas de estos comandos.

Nota del administrador: Este despliegue de fuerzas excesivo en que su usaron estos grupos de élite fue innecesario, ya que se enfrentaron prácticamente a fuerzas panameñas con poco entrenamiento militar, armamento obsoleto y, principalmente, a ciudadanos civiles quienes trataron de defender hasta con piedras la soberanía de su patria.

Antes de emprender estas operaciones en Panamá, los SEAL estaban activos en Centroamérica, ya sea evaluando blancos dentro de Nicaragua, o entrenando a comandos navales de El Salvador y Honduras. Más recientemente se ha visto unidades especiales norteamericanas proporcionando entrenamiento a unidades especiales antinarcóticos centroamericanas, como es el caso de las FEN de Guatemala y otras unidades de guerra fluvial y costera en la lucha contra el tráfico de droga. Recientemente, los SEAL han entrenado a unidades de Comandos Navales del Brasil, Colombia y Perú.

Nota del administrador: Estas unidades de élite se encuentran actualmente entrenando a grupos irregulares en diversas naciones con vistas a crear grupos armados para realizar acciones desestabilizadoras contra naciones soberanas como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y otras.

Elementos SEAL se encontraban en Afganistán desde octubre de 2001 y uno de sus capitanes estaría al mando de la K-Bar, o sea la Fuerza de Tarea de Operaciones Especiales Combinadas Conjuntas. Pelotones SEAL serían despachados al Campamento Doha, desde donde operarían contra blancos específicos. ST-3 y ST-8 operarían desde Omán y se emplazarían a la Isla de Masirah. Eventualmente, los SEAL modificarían varios Humvee prestados al Regimiento Ranger y empezarían actividades muy similares a aquellas legendarias de los grupos de reconocimiento de largo alcance en el desierto de la SGM. Al parecer, prefieren la modificación de las versiones M1165 para sus operaciones, que montan una torre sencilla, donde se encaja una ametralladora, dejando la parte de atrás lista para otros equipos y ocupantes. Operaciones similares se habrían montado en el desierto de Irak durante la 1ª Guerra del Golfo en busca de mísiles Scud y armas químicas, utilizando los vehículos especializados Buggie (Chethnow).

Aun con lo sigilosos que son, el 28 de junio del 2005, una patrulla SEAL que participaba de la Operación Red Wing fue sorprendida en su campamento por los talibanes. En la subsiguiente cruenta batalla, los cuatro comandos, junto con sus refuerzos, se enfrentarían a más de 150 insurgentes. La pérdida sería de once comandos SEAL.


Durante la guerra con Irak, se les encargaría a los SEAL la caza de notorios enemigos, como Ahmed Hashim Abed. De las operaciones más complejas y exitosas de los SEAL poco se sabe, pues no reciben publicidad. Generalmente se sabe de aquellas que no se pueden esconder, como la caza de Bin Laden, y también aquellas que tienen malos resultados. Difícilmente las operaciones se desarrollan como han sido planeadas y esperadas. Pero aquella en contra del líder de Al Qaeda fue exitosa y estruendosa. Se apunta a que sería el vicealmirante William H. McRaven, un SEAL, el encargado de diseñar y gestionar el asalto. Junto a Jerónimo (su sobrenombre en clave) caerían computadoras, discos duros, teléfonos celulares y una serie de instrumentos que podrán proporcionar gran cantidad de datos de importancia táctica y estratégica. El presidente Barak Obama resumió la acción de los comandos navales en Paquistán, declarando: Se ha hecho justicia. Y en las palabras código del comando SEAL que le abatió: Jerónimo E-KIA (Bin Laden Enemigo-Muerto en Acción).

Por J.M. ALVARENGA H.


Para la sociedad estadounidense fueron héroes. Consiguieron eliminar al enemigo número uno de su nación: Osama Bin Laden. Eran 25 y formaban parte de los Navy SEALs, la unidad de élite del Ejército de EEUU. Pero como si de una maldición se tratase, dos años después de la llamada 'Operación Gerónimo', sólo dos de esos soldados están vivos.

La última muerte fue la del marine Brett D. Shadle el pasado viernes, quien perdió la vida mientras realizaba maniobras de paracaidismo nocturno cerca de la localidad de Marana, en el estado de Arizona, según publica el diario italiano Corriere della Sera

Una muerte en la que, aparentemente, nada tuvieron que ver los vengadores de Bin Laden, quienes sí fueron los responsables del asesinato de los otros 22 Navy SEALs fallecidos. Fue el 6 de agosto de 2011, cuando insurgentes talibanes atacaron el helicóptero en el que viajaban 31 soldados estadounidenses, 22 de ellos miembros del cuerpo de élite que acabó con el líder de Al Qaeda. 

El aparato, un helicóptero pesado Chinook, se estrelló en el transcurso de una operación durante la madrugada del 6 de agosto de 2011 en la provincia de Wardack (Afganistán). Además de los soldados de EEUU, murieron siete soldados del Ejército afgano y un traductor. 

El Gobierno estadounidense nunca confirmó ni desmintió que en el helicóptero viajara casi al completo el equipo que acabó con Bin Laden.


¿La maldición de Bin Laden?

El Team 6 de los Navy Seals, la fuerza de élite que protagonizó la operación que acabó con el terrorista Osama Bin Laden hace dos años, sigue perdiendo miembros. El marine Brett D. Shadle, uno de los 25 hombres que participó hace dos años en el operativo, falleció el pasado jueves en un choque fortuito con su paracaídas, según publica el diario italiano 'Corriere della Sera'.

Shadle ha sido el último en sumarse a una lista de bajas en la unidad que comenzó tan sólo tres meses después de la 'operación Gerónimo', que acabó con el hasta entonces enemigo público número 1 de EEUU.

En agosto de 2011 durante una operación en Afganistán un helicóptero de la OTAN se estrelló provocando la muerte de 38 soldados. 22 de ellos formaban parte del Team 6, el equipo que entró en la casa de Bin Laden en Abbottabad y acabó con su vida. Fuentes de Estados Unidos señalaron entonces que se trataba de la misma unidad que protagonizó el asalto, pero aseguraron que era "improbable" que se tratase del mismo personal, según recogió la web de la televisión británica BBC.

Según informó el presidente afgano, Hamid Karzai, los talibán aseguraron haber disparado contra el helicóptero derribándolo. En él viajaban 31 soldados estadounidenses y siete soldados afganos. El Gobierno estadounidense nunca confirmó ni desmintió que en el accidente estuviera casi al completo el equipo que acabó con Bin Laden.

El pasado mes, además, se conocía, que el hombre que dio el tiro de gracia al terrorista saudí, que dejó el Ejército en septiembre, no tiene ni seguro médico público y no sabe quién le pagará la pensión.

Después de 16 años en el ejército, el hombre que mató a Bin Laden no sabe en qué trabajar. Y es que el Gobierno sólo ofrece un seguro médico durante 180 días para quien deja el Pentágono y sólo si acepta mantenerse como reservista.
Dos años después de la muerte de Bin Laden su muerte sigue llena de incógnitas y suposiciones. La 'operación Gerónimo' comenzó la noche del 2 de mayo. Aquellos 25 SEAL se abrieron paso con explosivos de mano y rifles hasta llegar al escondite de Bin Laden.

Los hombres de seguridad del líder de Al Qaeda poco pudieron hacer contra la avalancha de fuego de los SEALS, que no sólo mataron a Bin Laden, sino también a uno los hijos del terrorista saudí, a otros dos hombres y a una mujer que llegó a ser usada como escudo humano.

Los soldados de élite dispararon al líder talibán un tiro en la cabeza, concretamente, en su ojo izquierdo. Bin Laden ya había declarado en cierta ocasión que EEUU nunca le capturaría vivo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...