domingo, 17 de mayo de 2015

Mursi, la pena de muerte y la doble moral de EEUU



http://www.agenciasinc.es/var/ezwebin_site/storage/images/en-exclusiva/embargos/la-inyeccion-letal-se-muere-de-hambre/3188858-2-esl-MX/La-inyeccion-letal-se-muere-de-hambre_image_380.jpg

Con su habitual hipocresía, el Departamento de Estado de Estados Unidos expresó su "profunda preocupación" por la condena a muerte en Egipto del depuesto presidente islamista Mohamed Mursi y otras cien personas, entre los cuales se encuentran varios líderes de los Hermanos Musulmanes.

La declaración norteamericana, reza: "Siempre nos hemos pronunciado contra la práctica de juicios masivos y condenas que se hacen de forma inconsistente con los compromisos internacionales de Egipto y el respeto de la ley"

EEUU, uno de los principales implicados en la actualidad de las ejecuciones judiciales, sabedor de que “los tratados internacionales, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos o el Pacto Internacional por los Derechos Civiles y Políticos, entre otros muchos, prohíben el uso de la tortura, pero sin embargo, no prohíben la aplicación de la pena de muerte”, utiliza la misma en cada uno de sus estados, variando en cuanto a la forma de ejecutarla, con casos como la decapitación, el ahorcamiento, la inyección letal y el fusilamiento.

En días pasados se dio a conocer la noticia de la condena del terrorista de origen checheno, Dzhokhar Tsarnaev, ejecutor del atentado en la maratón de Boston hace dos años, provocando la muerte de tres personas y heridas en otras 264, a morir por inyección letal. Independientemente de magnitud del crimen, empero, ha sido cuestionada la sentencia otorgada al culpable.

Otras personas han sido sentenciadas y ejecutadas ya, o esperan la ejecución de la sentencia en varios estados, particularmente en Texas.

Resulta un absurdo que los EEUU sigan utilizando la pena de muerte en sentencias cuestionadas por su transparencia, errores, incoherencias y las disparidades raciales. Ha sido notorio que solo en el año 2014 se hayan ejecutado en EEUU personas con discapacidad mental e intelectual, violando lo establecido por el derecho internacional.

Este mes, durante la presentación del Examen Periódico Universal (EPU) de Estados Unidos, según refiere Granma Internacional, “un mecanismo de la ONU para revisar el cumplimiento de los derechos humanos, fue una muestra de que la co­munidad internacional desaprueba las prácticas norteamericanas en esa ma­teria.”

Severas críticas por parte de las 192 naciones miembros del Consejo de Dere­chos Humanos (CDH) cuestionaron esta práctica en el ejercicio legal estadounidense. El mundo cuestionó seriamente a EEUU en materia de derechos humanos, haciendo énfasis en la aplicación regularizada de la pena de muerte, el uso des­proporcionado de las fuerzas po­liciales contra civiles, la discriminación racial y el empleo de drones, para espiar a sus ciudadanos.

Sobre los EEUU pesa la observación de ser el único país que no ha ratificado la Convención sobre los De­rechos del Niño, así como su mora con la de la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer y la relacionada con los Derechos de las Personas con Dis­capacidad. A ello se suman las conocidas torturas efectuadas contra prisioneros en Abu Grahib, Guantánamo, Balad, Nama y otros centros de detención, haciéndose un llamado al cierre de los mismos.

La pretensión de EEUU de clamar por evitar la pena de muerte a Mursi, sea merecida o no según diferentes juicios de opinión, manifestando una abierta injerencia en los asuntos internos de otra nación, hacen que esta exigencia se debilite ante la opinión pública por la carencia de moral del reclamante.

Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...