jueves, 12 de julio de 2012

Una disculpa necesaria.

Hace algunos días escribí la segunda parte de una serie titulada "Obama centraliza su guerra mediática contra Cuba", en la que analizaba la participación de la SINA y de varios contrarrevolucionarios en proyectos alternativos encaminados a criticar al gobierno cubano, así como a fomentar actividades subversivas dentro de nuestra Patria.

Por un error, enteramente mío, incluí dentro de las personas que participaban en este proyecto a un valioso grupo de intelectuales, cuya posición política e ideológica puse en entredicho. Me lamento por ello y me disculpo ante ellos, y ante mis lectores, por ese impensado error.

Como es de sabios equivocarse, y de gente honesta disculparse por los gazapos y equívocos cometidos, expreso mis disculpas personales a Lina de Feria, Daniel Díaz Mantilla, Reyna María Rodríguez, Desiderio Navarro y Víctor Fowler, por haberlos involucrado en mi artículo.

Espero de ellos acepten mis disculpas y sirva esto para que yo, particularmente, verifique mejor el contenido de mis trabajos.

A quienes pretendan sacar provecho de esta lamentable  equivocación, iniciando una avalancha de twitters ofensivos contra mi persona, desde la twistósfera contrarrevolucionaria,  como ya lo están haciendo, espero que sepan ver que estas disculpas no afectan ni la intención, ni la denuncia, contenida en dicho artículo.

En mi caso personal, pago el precio de un lapsus y lo asumo con la dignidad propia de un revolucionario. Ni su burlas, ni sus ataques, me sacarán del camino al que me conducen mis convicciones.

Ruego por ello, a quienes conocen a estas personas, me ayuden a hacerles llegar esta disculpa. Por mi parte, ya he cursado las mismas a los medios que lo publicaron.

Atentamente,

Percy Francisco Alvarado Godoy.

1 comentario:

  1. Hubiese querido enviarle este mensaje a algún correo personal suyo, pero como tantos otros en Internet, su correo exige que yo agregue un programa (MS Outlook) a mi maquina y como no deseo hacerlo solo me queda esta vía. Tampoco uso Twitter ni Facebook. Pero no es necesario que publique el comentario. Me basta con que lo lea usted.

    Primeramente, me perdona, pero si no me equivoco es de “sabios rectificar”, que no equivocarse como dice usted en su disculpa. Segundo le diré que menos mal que recibo los envíos de D. Navarro, pues logró usted confundirme muy bien. No sabe cuánto sentí leer esos nombres de intelectuales asociados a nuestra “infeliz” disidencia interna (que no brilla por ningún atributo y menos cultural), pero al verlo en blanco y negro en Rebelión me lo creí. (A pesar de que hay opiniones vertidas en Rebelión que no comparto, pero supongo las escriben personas serias.) Sorpresas hemos tenido muchas y mayores, así que lo acepté. Claro nunca pensé que la sorpresa mayor seria conocer varios días después que era un “error” suyo. Soy una cubana revolucionaria que por motivos personales con frecuencia se encuentra trabajando fuera del país y que cuando es así aprovecho para actualizarme y leer mucho, tanto en sitios de izquierda como de derecha para luego formar mis “propias conclusiones”. Se imaginara que no fue poca la sorpresa y el disgusto al leer su escrito y tomarlo por cierto. Me parece que no solo debe usted disculparse con los que mencionó equivocadamente como asociados con la SINA, sino también con todos aquello que fuimos desinformados por su falta de cuidado (es la forma más suave que encuentro de llamarle a su error, por supuesto considerando que no obró de mala fe). Por otra parte es imposible saber cuántas personas leyeron su artículo, que jamás leerán las disculpas del MINCULT o las suyas y quedaran desinformados. Esa es una de las terribles desventajas de las nuevas tecnologías, además, por supuesto, de poder escribir cualquier cosa sin mostrar pruebas.

    De ahora en adelante tendré mas cuidado al leer cualquier artículo venga de dónde y de quien venga… Así que como ve si ha "pasado mucho".

    ResponderEliminar

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...