miércoles, 10 de septiembre de 2014

El SFS como herramienta de guerra sucia contra Cuba y Venezuela.


http://www.esup.edu.pe/images/imagenes%20esup/noticias/abril_3/img_1.jpg
Joseph Humire (centro) en la Escuela Superior de Guerra Naval del Perú.


 Otra vez se fabrica una sucia conspiración contra Cuba y Venezuela con la finalidad de endilgarles la condición de auspiciadores del terrorismo. En esta oportunidad, una tapadera de la CIA y del Mosad, el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS), radicado en el 509 C Street, NE, Washington DC 20005,   ha presentado un fabricado informe sobre supuestas actividades de una red financiera de Hezbollah en América Latina

Para los manipuladores de guerra desinformativa de EE UU, Hezbollah ha creado "un entramado internacional muy complejo que mezcla negocios, diplomacia, remesas, lavado de dinero, terrorismo, cómplices y víctimas", empleando para ello la presencia de ciudadanos de origen árabe, principalmente libaneses, para garantizar la presencia de “terroristas” en la región. 

Según la línea de manipulación –a todas luces soporte de una conspiración mediática-, Cuba y Venezuela han emitido documentación y financiamiento a espías iraníes y activos terroristas, sobre en México, Colombia, Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Chile, con la finalidad de que ingresen posteriormente en EE UU y Canadá. Manejan la presencia de 173 supuestos agentes operativos, quienes han recibido pasaportes, visas, permisos de residencia y otra documentación por parte de autoridades cubanas y venezolanas.

Para sostener sus infundios se basan en supuestos expertos como Joseph Humire y Anthony Daquín, quien sostienen la alocada tesis de que  Hezbollah se dedica a la recaudación fondos –cuya procedencia se origina en el narcotráfico, el contrabando, el crimen organizado, así como el apoyo de  las comunidades islámicas. Otra de sus falacias es la intención de Hezbollah e Irán de sembrar agentes topos o durmientes para espiar y sabotear objetivos sensibles en Canadá y EE UU.

Particularmente, Humire, basa su acusación en que los iraníes y Hezbollah cuentan con 40 compañías fantasmas, poseedoras de activos y fondos en 36 cuentas bancarias radicadas en Venezuela, Panamá, Curazao, Santa Lucia, Miami y el Líbano. Mucho de este dinero es dirigido para sostener la actividad de Hezbollah en el Líbano, según apuntan los fabricantes de este falso complot.

¿Quiénes integran el SFS?

Aunque el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS), se presenta como una organización independiente y sin ánimo de lucro, dedicada a la investigación  sobre temas de seguridad y defensa a nivel mundial, existen fuertes evidencias de que recibe financiamiento de partidas secretas del gobierno norteamericano.

Es una herramienta de evaluación de amenazas, realización de actividades de búsqueda de información de inteligencia y guerra desinformativa.

Su staff confirma esta afirmación.

Es dirigida por Joseph Humire, un ex marine, creador del SFS en el 2012, se desempeñó como Director de Relaciones Instituto en la Atlas Economic Research Foundation, con fuertes vínculos con la CIA y la ultraderecha conservadora norteamericana.

En el sector privado, Humire es el cofundador de la Córdoba International Group LLC, una firma de consultoría estratégica, donde laboran un grupo de analistas provenientes de los servicios de inteligencia norteamericanos.

Según el SFS, Venezuela garantiza la operatividad de estos operativos en la llamada Triple Frontera –integrada por Brasil, Argentina y Paraguay-, valiéndose de la presencia de varios funcionarios de alto rango dentro del gobierno de Nicolás Maduro, tales como el gobernador de Aragua, Tarek El Aissami; el diplomático Ghazi Nasseredine y su hermano Oday; así como el argentino residente en Venezuela, Suhail Assad.

Los expertos se basan en la captura en el 2006 de un grupo de terroristas que planeaban decapitar al primer ministro Stephen Harper y detonar una bomba en el Parlamento de Canadá. Muchas investigaciones apuntan a que este montaje fue una falsa bandera elaborada por los servicios de Canadá, la CIA y el Mosad.

La nómina del SFS, como ya señalamos, comprende a ex oficiales de inteligencia, tales como JD Gordon, ex portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental en la Oficina del Secretario de Defensa, durante los mandatos de Donald Rumsfeld y Robert Gates, entre los años 2005 al 2009, siendo también comandante retirado de la US Navy. Hasta el momento ha sido consultor de comunicaciones para varios grupos de expertos con sede en Washington-DC.  Otro miembro de la nómina es Jon B. Perdue, graduado de la Universidad del Norte de Georgia y de la Escuela Militar Superior, ex miembro del Army, experto en terrorismo y Director de Programas de América Latina en The Fund for American Studies en Washington DC.

Asimismo, integra el equipo de SFS el experto Evgueni Novikov, quien se encarga de los asuntos de Rusia y Asia central. Desertor de la URSS en 1988, laboró en la Escuela de Guerra Naval de Estados Unidos, el Centro Marshall y en el Centro Europeo de Estudios de Seguridad en Alemania, entre otros. Ha sido instructor de líderes pro-democracia (entiéndase pro norteamericanos) en varios países de Asia Central. Fue locutor de Radio Free Europe y Radio Liberty, Luego asumió el cargo de director del proyecto Terrorismo Internacional en la Fundación Jamestown. 

Todo este circo responde a la guerra ideológica de EE UU, Israel, Canadá y sus aliados para satanizar a los gobiernos de Cuba y Venezuela, así como para cuestionar sus soberanos lazos de amistad con Irán, Líbano y varias organizaciones progresistas de la región.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...