miércoles, 1 de octubre de 2014

Diagnostican primer caso de ébola en Estados Unidos

Un hombre en Dallas fue aislado el lunes por exhibir síntomas compatibles con la infección.
Virus del ébola. Foto: Cavallini James / BSIP / archivo SEMANA

Un paciente bajo tratamiento en un hospital de Dallas dio positivo para el virus del ébola, el primer caso de la enfermedad diagnosticado en Estados Unidos, anunciaron este martes funcionarios federales de salud.

Autoridades del Hospital Texas Health Presbyterian dicen que el paciente, cuya identidad no ha sido revelada, está en aislamiento. Funcionarios de la institución dicen que siguen las recomendaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) con el fin de proteger a médicos, personal y pacientes.

El hospital había anunciado un día antes que los síntomas del paciente y sus viajes recientes a Liberia indicaban un caso de ébola, el virus que ha matado a más de 3.000 personas en el occidente de África e infectado a un puñado de estadounidenses que han viajado a esa región.

En un primer momento, Los CDC sometieron a un embargo el anuncio del diagnóstico hasta las 4:30 p. m., pero levantaron el embargo luego de que varias organizaciones de noticias no respetaron la indicación.

Los Centros aseguraron que se les han hecho exámenes para ébola a otras 12 personas en Estados Unidos desde el 27 de julio, con resultados negativos.

Cuatro trabajadores de salud estadounidenses infectados mientras trabajaban como voluntarios en el occidente de África han sido atendidos en instalaciones especiales de aislamiento en hospitales en Atlanta y Nebraska. Un médico estadounidense expuesto al virus en Sierra Leona está bajo observación en una instalación similar de los Institutos Nacionales de Salud.

Estados Unidos únicamente cuenta con cuatro de esas unidades de aislamiento, pero los CDC insisten en que cualquier hospital puede atender con seguridad a alguien con ébola.

Según los Centros, los síntomas del ébola son fiebre, dolores musculares, vómitos y sangrado, los cuales pueden aparecer hasta 21 días después de quedar expuesto al virus.

Jason McDonald, portavoz de los CDC, dijo que los funcionarios de salud usan dos pautas principales para decidir si una persona debe someterse a pruebas por el virus.

"El primer y principal factor determinante es si viajaron a la región (de África Occidental)", dijo. La segunda es si han tenido proximidad a familiares, amigos u otras personas que hayan estado expuestas a la enfermedad.

Funcionarios estadounidenses de salud se han preparado desde mediados de año para el caso de que un viajero llegue al país sin saberse infectado, al informar a los hospitales los pasos de control de infecciones a tomar para evitar la propagación del virus en las instituciones de salud.

Ricardo Amórtegui, del Ministerio de Salud colombiano, le dijo a Semana.com que Colombia, y aun más Estados Unidos, cuentan con la infraestructura para aislar y contener un eventual brote como se ha hecho en África en epidemias anteriores ocurridas en países con sistemas de salud más precarias.

El ébola no se propaga con la facilidad con la que se propagan, por ejemplo, los virus que causan el resfrío o la gripe. Solo se extiende mediante contacto directo con fluidos corporales de los infectados como la sangre, la saliva, el sudor, la orina y las evacuaciones diarreicas.

Los miembros de las familias de los enfermos de ébola han contraído la enfermedad porque los atendieron o porque manipularon un cadáver infectado.

"La gente no debe temer a una exposición casual en el metro o un avión", dijo a la Associated Press el doctor Robert Black, profesor de salud internacional en la Universidad Johns Hopkins, EE. UU.

Con información de AP

Revista Semana 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...