domingo, 5 de octubre de 2014

¿Sigue la conspiración sobre los vuelos MH370 y MH17?

http://www.thetimes.co.uk/tto/multimedia/archive/00735/150853547_01_735355c.jpg

¿Ha notado que desde principios de agosto, no hablamos sobre el vuelo MH17 y su derribo en Ucrania en los medios de comunicación occidentales y otros sitios? Tampoco se habla casi ya del perdido avión del vuelo MH370. Ni una palabra, ni una imagen, apenas un comentario, así como casi un silencio total. Al principio, en las tres primeras semananas, nos invadieron con hipótesis de columnistas y expertos, culpando a unos o a otros -entiéndase Rusia y sus militantes pro rusos, por un lados, y el gobierno de Kiev, por el otro-, dirigiendo occidente su ataque inculpatorio contra los rebeldes  separatistas pro-rusos. En el otro caso, se manejaron decenas de hipótesis.

Desde el 9 de septiembre, nosotros también hemos visto aquí y allá, un pequeño artículo o comentario sobre la conferencia de prensa holandesa, afirmando que sería imposible establecer la causa del accidente antes de la entrega el informe final en un año y lo único que se podía decir era que el avión había sido derribado por objetos punzantes. También los frustrados buscadores del Boeing perdido, supuestamente, en el Océano Índico, han callado, hasta que ahora parecen a tramar una nueva distracción.

¿Cómo es que el día después del "accidente" todo el mundo de la política y los medios de comunicación americanos y europeos estaba convencido de la culpabilidad de Rusia (o pro-ruso, que es la misma) y estas hermosas certezas se se dispararon durante la noche sin quealguien se cuestionara esta versión sin  plantearse  alguna duda? ¿Y por qué no los medios de comunicación no investigaron por su cuenta para encontrar la verdad? Sospechosamente, esta sarta de especulación infundada y parcializada cesó por arte de magia justo después de la adopción del segundo tren de las sanciones estadounidenses y europeas contra Rusia?  

Cuando surgió también la hipótesis de que el vuelo MH370 había sido secuestrado hacia Diego García, de inmediato cesaron las investigaciones sobre su veracidad, desviando la atención del mundo hacia la búsqueda infructuosa en otra latitud.

Todavía quedan suspicacias sobre el derribo del avión de Malasya Airlines y las mismas permanecen, deliberadamente ignoradas. Sin embargo, la atención de los medios nos desvía hacia otras cuestiones globales, aunque también interesantes, haciéndonos cómplices de un silencio montado por ellos.  ¿Hemos olvidado ya que existe una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 2166, que requiere una verdadera investigación internacional, transparente y verificable, y que exige que los expertos tengan pleno acceso acceso al sitio del incidente? Resulta que este sitio, que estaba previamente en una zona bastante tranquila, comenzó a ser bombardeada por las fuerzas ucranianas inmediatamente después del accidente para evitar expertos a visitar el país, acusando a los separatistas. ¿Por qué ocurrió eso? ¿Qué macabra verdad se quería ocultar?

La importancia de  que los expertos accedan al lugar, evalúen in situ las pruebas físicas, tanto de avión o de las pruebas de su derribo, que obtengan todo lo necesario para hacer una reconstrucción exacta del lamentable incidente, es vital para una investigación seria. Nada se ha dicho sobre las cajas negras y el resultado de su examen, presuponiendo algún tufillo conspiratorio alrededor del asunto.

Tampoco ha habido una encuesta rigurosa sobre los testigos del derribo del avión, del desempeño de los controladores de tráfico ucranianos, así como sobre la presencia de otro avión cerca del avión derribado, lo que fue demostrado por los radares.

La comunidad internacional ya fue burlada en el caso del vuelo MH370 y las causas de su desaparición. Todo indica que quiere hacerse lo mismo con el vuelo MH17, hundiendo ambos casos en el olvido.

La nueva búsqueda de los restos del Boeing 777, identificado como MH370, en una nueva zona, también es una burla para todos. Es jugar con nuestras expectativas y silenciar los reclamos de los familiares. Luego vendrá otro ciclo de frustración y silencio.

La sospecha prosigue ante la falta de transparencia en ambos casos y la teoría de la conspiración aparece como única verdad. El causante principal ha sido la manipulación de estos incidentes. La CIA y otras agencias de inteligencia saben o, al menos, conocen la verdad de lo sucedido con ambos aviones. Entonces, ¿por qué el silencio?

Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...