jueves, 3 de diciembre de 2015

Irracional aumento de venta de armas en EEUU



Bochornoso resulta que en el “Black Friday” las pistolas hayan sido el regalo preferido de los estadounidenses. Ante este hecho, el FBI se vio obligado a comprobar en 185.345 ocasiones los antecedentes penales de posibles compradores, un 5 % más que en el 2014.

http://www.tiempodesanjuan.com/u/fotografias/m/2015/12/3/f300x0-239232_239250_13.jpg Los dos últimos tiroteos sucedidos en EEUU -el ataque perpetrado ayer por la mañana en el Centro Regional Inland de San Bernardino por tres hombres supuestamente vestidos con equipo militar y que produjo la muerte de 12 personas y dejó 20 heridos, así como un hecho similar el viernes pasado en una clínica de planificación familiar de Colorado donde murieron dos civiles y un policía- destapa nuevamente el cuestionamiento sobre el uso indiscriminado de las armas en ese país.

Notimex pone hoy el dedo en la llaga al destacar que “la influencia legislativa de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), grupo de lobby (negociación) en defensa del derecho a poseer armas en Estados Unidos, ha crecido en los últimos años a medida que aumentan incidentes de violencia armada.”

Pero también la coincidencia ha sido común en varios medios norteamericanos en el día de hoy, preguntándose cómo es posible que sigan este tipo de acciones cuando la voluntad de la mayoría de los políticos ha sido legislar a favor del control de armas. Al respecto, un artículo del New York Times señala que hay una razón simple de por qué los tiroteos se han convertido en rutina en Estados Unidos: sus ciudadanos poseen más armas per cápita que los de cualquier otro país del mundo.

La preocupación del norteamericano común ha sido el aumento de la venta de armas, usando el dudoso pretexto de defenderse y poniendo en duda la capacidad policial para protegerlo de amenazas permanentes contra la vida. Baste destacar que en el actual 2015, al cumplirse 337 días del mismo, se han registrado 355 tiroteos.

Mientras tanto, indetenible, la NRA es la organización que más dinero gasta en campañas políticas y que más influencia tiene en el Congreso, donde muchos de sus miembros le deben el escaño, usando la estrategia de propagar el miedo para que la gente se anime a comprar armas. El año pasado se rompieron los records históricos de compra de armas por los ciudadanos.

Bochornoso resulta que en el “Black Friday” las pistolas hayan sido el regalo preferido de los estadounidenses. Ante este hecho, el FBI se vio obligado a comprobar en 185.345 ocasiones los antecedentes penales de posibles compradores, un 5 % más que en el 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...