jueves, 2 de octubre de 2014

El ébola y la guerra mediática contra Cuba



http://notas.org.ar/wp-content/uploads/2014/09/Medicos-Cubanos-680x365.jpg

Uno de los temas centrales del ataque ideológico contra Cuba por parte de medios de comunicación anticubanos y la blogósfera contrarrevolucionaria, ha sido la manipulación de la situación higiénico sanitaria existente en el país tras la presencia de enfermedades infeccionas en el msmo, tales como el dengue, el cólera, el chikunguna, así como el peligro latente de que pudiera introducirse el ébola en nuestra patria. 

Sobre este tema se ha desatado una verdadera guerra psicológica, a partir de la impostación de rumores, generar desconfianza en el sistema de salud, así como cuestionar la ayuda solidaria cubana a otras naciones hermanas.

Centro del ataque mediático es crear un falsa imagen de la situación higiénico-sanitaria en la Isla, dirigida a sembrar preocupación y descontento entre los ciudadanos, así como mostrar una distorsionada versión sobre el tema en la opinión pública internacional. En este sentido, las matrices más relevantes de la mentira son: 1) Déficit de médicos en el país, mientras miles de ellos se encuentran en el exterior, supuestamente forzados a marchar a cumplir dicha misión; 2) Deterioro de los hospitales y centros de salud primaria; 3) Carencia de materiales y medicamentos; 4) maltrato en los centros asistenciales a los ciudadanos; 5) Graduación de personal médico con serias brechas de conocimiento poca experiencia; 6) Escasa divulgación por parte de los medios nacionales y por el MINSAP sobre la epidemia del ébola; 7) Carencia de controles efectivos en las fronteras cubanas; así como 8) Devaluar la acción solidaria de Cuba ante la epidemia de ébola, comparándola con casos como el de EE UU, de quien dicen haber contribuido con 600 millones de dólares y 3 000 médicos militares norteamericanos.

Otra matriz de opinión impostada por la actividad de mercenarios dentro de Cuba es generar frecuentes y falseados informes sobre el sistema de salud cubano, colocando al gobierno cubano como insensible ante este tema. Asimismo, generan serias dudas en el personal médico que marcha al exterior sobre el tema de la bioseguridad de los mismos en el enfrentamiento al ébola.

La actividad subversiva se basa en la generación de temores no solo sobre la suerte futura del personal médico que marchó a África para enfrentar el ébola, sino sobre el peligro de que no se tomen las medidas necesarias para evitar su llegada a Cuba, tal como ocurrió con el cólera, supuestamente transmitido por el personal de salud que cumplió misión en Haití.

Todas estas mentiras fabricadas por la contrarrevolución externa e interna son parte de una sostenida guerra ideológica, debidamente estructurada, a la que se suman las campañas por lograr la deserción del personal médico que labora en misiones en el exterior.

Cuba ha tomado como primera prioridad el tema de la salud del pueblo, a pesar de las limitaciones que ha generado el bloqueo criminal impuesto por Estados Unidos, así como ha asumido seriamente las medidas de control para proteger a nuestra ciudadanía de la pandemia del ébola.

La labor subversiva del enemigo para sembrar temores en la población no surtirá el efecto que esperan nuestros detractores. Somos un país, bloqueado, carente de importantes recursos y en pleno proceso de perfeccionar nuestra economía, al mismo tiempo limitado para acceder a fuentes de financiamiento, equipamiento de última generación y medicinas, pero hacemos grandes sacrificios para mantener a nuestro pueblo saludable y protegido.

No negamos las deficiencias que aún subsisten como lo es la falta de eficacia en la atención en algunos centros y regiones, la falta de estímulos adecuados para nuestro personal de la salud y fallas de gestión en algunos cuadros del sistema, pero batallamos por erradicar esos lastres y limitaciones.

También damos un seguimiento serio a la aparición de cualquier tipo de enfermedad y buscamos las fuentes de su origen, sobre todo cuando hemos padecido durante décadas la más criminal guerra biológica por parte de Estados Unidos y sus agencias. Por mi parte, tengo serias suspicacias en ese sentido.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...