sábado, 29 de noviembre de 2014

Locura de la impotencia: ¿Radio/TV Martí trabajando en Cuba?





Hoy acaba de aparecer una nota en el sitio de Emilio Ichikawa titulada “Radio Martí (BBG) considera que Cuba está cambiando y reorientará sus recursos de Miami a la isla, si el gobierno de La Habana le permite trabajar dentro”, en la que el autor se apoya en un trabajo del  periodista Tracey Eaton, colocado  en su sitio Along the Malecón / Cuba Money Project, en que se hace referencia a  un documento de 34 páginas, fechado en julio de este 2014, que constituye el Informe de un grupo de inspectores de la Office of Cuba Broadcasting, bajo la tutela de John M. Jones, en el que hace un escrutinio sobre  el funcionamiento de Radio TV Martí y que fue entregado a la Oficina del Inspector General de la Junta de Transmisiones.

Eaton colocó copia de este documento y su consiguiente análisis en el citado trabajo, cuyo título es “Inspectors rip Office of Cuba Broadcasting”. 

Para los inspectores de la OCB quedó evidenciado el fracaso del controvertido proyecto, constatando la existencia de baja moral entre el personal de Radio TV Martí, la falta de transparencia en la toma de decisiones, debilidades administrativas, fallas de seguridad y un caso de robo de propiedad. Todo un fracaso que este documento calificado sensible pero no secreto, en que se muestra la inconsistencia e ineficacia no solo de la labor injerencista y de ataque mediático contra Cuba, sino también una pérdida de imagen y credibilidad in crescendo. Además se cuestiona el liderato de su jefe, el director Carlos A. García-Pérez, en la conducción de este nido de papagayos falsarios y provocadores.

Lo interesante del caso es que este informe destapa hechos de apoyo a la subversión interna dentro de Cuba, ya denunciados con anterioridad, como lo es el envío masivo de DVDs y memorias flash con los contenidos tendenciosos de la emisora para ser distribuidos dentro de la Isla.

Dentro de la agresiva ofensiva ideológica anticubana queda demostrado que los mercenarios USA en Cuba son bombardeados para que actúen como agentes multiplicadores con 1000 DVDs semanales, centenares de memorias flash equipadas con una interfaz electrónica que facilita el intercambio de datos, el envío a 75, 000 direcciones de correo en Cuba del boletín El Pitirre y el mantenimiento de la red social Piramideo, basada en el uso de SMS tratando de burlar el control gubernamental en Cuba.

Toda esta agresiva instrumentación de envío de información subversiva, incitación a planes desestabilidores y otras campañas destinadas a generar el caos y la indisciplina social, entiéndase, es promovida por una agencia federal norteamericana y dirigida hacia un país sin el consentimiento de su gobierno, lo que viola flagrantemente la Ley de Neutralidad de los Estados Unidos.

Los males de Radio TV Martí no son simples: existe miedo entre sus miembros para cuestionar el liderazgo de sus jefes, pulula el desánimo entre su staff y existe una lucha enconada de protagonismo entre sus integrantes; enmascaramiento de robo y desvío de recursos por parte de funcionarios; así como irregularidades en el manejo de los gastos de viaje y para otras actividades.


Reconoce, sin embargo, la comisión de Inspectores las buenas relaciones de la OCB con otras organizaciones federales como la USAID, la SINA, el Comando Sur y el Pentágono, entre otros, convirtiéndose en fuente de traspaso de información de inteligencia y cumpliendo misiones de guerra ideológica contra Cuba, en apoyatura de las misiones de estas entidades.

Si absurdo y condenable es la actividad de la OCB, todavía aún más lo es la intención de los administradores de la misma de reorientar sus recursos hacia dentro de nuestro país, buscando la autorización de Cuba para que operen en nuestro país en el futuro.

Son quiméricos al pensar que nuestro gobierno permitiría realizar su labor provocadora dentro de nuestro territorio. No somos los ilusos ciudadanos de la antigua Troya, para permitir la entrada de declarados enemigos a nuestros bastiones para que destruyan y envenenen a nuestra sociedad con sus mentiras y cánticos al capitalismo.

Cuba, lo repito, nunca permitirá la actuación de la OCB dentro de nuestra patria.


Percy Francisco Alvarado Godoy

Referencias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...