martes, 21 de octubre de 2014

The Washington Post y la mentira mediática



 http://www.eljoropo.com/site/wp-content/uploads/2014/10/The-Washington-Post.jpg


Contrariamente a la posición asumida por The New York Times el pasado 11 de octubre, en que colocó un editorial a favor de acabar el criminal bloqueo contra Cuba, despertando furiosas reacciones entre la ultraderecha norteamericana y los grupos mafiosos de Miami, sin entender que este diario, aun manteniendo el ataque mediático contra Cuba, empleando los mismos argumentos de esa propia ultraderecha radical, evalúa lo añejo y fuera de contexto de esa política, The Washington Post tomó las riendas de la infamia.

No podía esperarse la reacción de aquellos que se oponen al levantamiento del bloqueo contra Cuba y el The Washington Post apareció ayer con un editorial en que se posiciona contrariamente a lo dicho por The New York Times, titulado “Cuba should not be rewarded for denying freedom to its people”.

Mientras The New York Times representa una postura más atemperada con las nuevas realidades, presionando a Obama al levantamiento de esta política cavernícola –aun teniendo en cuenta la existencia de posturas ambiguas e intransigentes dentro de los grupos mafiosos dentro del Congreso y en Miami-, el editorial de The Washington Post refleja lo contrario.

Hay en el contenido del editorial del Post un posicionamiento ideológico que muestra la manipulación deliberada sobre el caso del lamentable deceso de Payá y Cepero, con las mismas gastadas injurias mantenidas por el verdadero imprudente culpable: Ángel Carromero, y que se ha reconvertido en campaña anticubana in crescendo. Parecen haberse olvidado de que la propia España le vio culpable en un indiscutible análisis de su participación en el accidente por imprudencia.

También cuestionan el alto sentido de solidaridad de Cuba hacia la hermana África, asolada por la epidemia de ébola, solicitando una colaboración desinteresada con EE UU, sin poner, a cambio, condición alguna.

La manipulación de estos temas de manera sospechosa por The Washington Post no refleja otra cosa que una salida absurda y engañosa ante el reclamo de normalizar las relaciones bilaterales entre ambas naciones, demanda sostenida por los pueblos de ambas naciones.

El intento manipulado de condicionar el levantamiento del bloqueo sobre la base de urdir una inventada “mea culpa” por parte de Cuba en relación con la muerte de Payá, es un absurdo total. Cuba siempre ha sabido reconocer sus errores y a tiempo los ha corregido, pero nunca admitirá un crimen no cometido por lograr favores a cambio.

El falsario Carromero es el único culpable en este penoso asunto y duele que Congresistas y funcionarios públicos norteamericanos le den un ápice de credibilidad a tal farsante personaje.

En nombre de nuestro pueblo, como parte de él, rechazo categóricamente las infamias, chantajes y falsas presunciones implícitas en este editorial.

La verdad y la dignidad no se negocian.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...