martes, 11 de noviembre de 2014

“Vacunas” de la ONU en Kenia: Esterilización encubierta


Un supuesto “programa de vacunación” de la ONU está bajo fuego por los médicos y los obispos católicos acusando de querer esterilizar deliberadamente a millones de mujeres. Las revelaciones explosivas fueron realizadas después de que los investigadores médicos y la Iglesia Católica encontraran un agente de esterilización en inoculaciones del tétanos que se administraba a las mujeres de Kenia por dos agencias de las Naciones Unidas en cooperación con el gobierno nacional. Por increíble que parezca, no es la primera vez que las campañas internacionales de vacunas por parte de la ONU dirigidas a las poblaciones del Tercer Mundo han sido expuestas como programas de esterilización y eugenesia encubiertos. 

En un comunicado publicado la semana pasada por la Asociación de Médicos Católicos de Kenia, dijo que había ordenado pruebas en laboratorio de las vacunas contra el tétanos que se administran en Kenia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF). “La triste verdad es que la vacuna se entrelazó con [agente esterilizante de la gonadotropina coriónica humana (hCG)] igual que el utilizado en los casos de América del Sur”, dijo el Dr. Wahome Ngare en una declaración para el grupo de médicos católicos que ayudó a exponer el esquema después de que los resultados de las pruebas dieran positivo. “Además, ninguna de las niñas y mujeres que recibieron la vacuna fueron informados de su efecto anticonceptivo”.

De acuerdo con la organización y otros expertos médicos, la hCG encontrada en las vacunas contra el tétanos que proporciona la ONU hace que los cuerpos de las mujeres desarrollen una respuesta inmune a atacar a la hormona, que es esencial para el embarazo. Así que, cuando una mujer que ha recibido las inyecciones de la ONU se queda embarazada, su cuerpo combate la hormona – lo que resulta en la muerte del feto en el útero. Con el tiempo, las supuestas inoculaciones – suministradas a las mujeres de Kenia por la ONU bajo el disfraz de “prevenir el tétanos neonatal” – dan como resultado la esterilidad permanente después de dosis múltiples. Las muestras de la vacuna de la ONU recogidas de todo Kenia dieron positivo para el antígeno hCG en laboratorios independientes, dijeron los investigadores.

“Esto ha dado la razón a nuestros peores temores; que esta campaña de la OMS no se trata de erradicar el tétanos neonatal, sino el control de una población a partir de un ejercicio de esterilización bien coordinado mediante una vacuna que regulariza la fertilidad como ha quedado probado”, explicó el Dr. Ngare, el portavoz de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia, que apoya y administra vacunas -siempre y cuando no vayan ligadas con agentes de esterilización”. Esta evidencia fue presentada ante el Ministerio de Salud antes de la tercera ronda de la inmunización, pero fue ignorada”.

El 6 de noviembre, la Conferencia de Obispos Católicos de Kenia emitió un comunicado firmado por los 27 obispos que confirman los hallazgos. “La Iglesia Católica luchó y adquirió varios viales de la vacuna, que enviamos a cuatro laboratorios gubernamentales y privados en Kenia y en el extranjero”, dijo en la conferencia. “Queremos anunciar aquí, que todas las pruebas mostraron que la vacuna utilizada en Kenia en marzo y octubre 2014 estaba de hecho, ligada con la hormona beta-HCG”. Los obispos expresaron su preocupación por el programa de eugenesia de la ONU que se está llevando en secreto haciéndose pasar por un esquema de vacunación, como en marzo de este año, pero no recibió ninguna cooperación por parte de las autoridades.

Con base en la información y los resultados, los obispos católicos de Kenia dijeron que estaban “conmocionados por el nivel de la falta de honradez y de manera informal en el que un tema tan serio está siendo manejado por el Gobierno”. Los obispos dijeron que un informe del Ministerio de Salud donde se afirmaba que las vacunas estaban libres del beta-hCG era “falso” y  un “intento deliberado de distorsionar la verdad y engañar a 42 millones de keniatas”. Los líderes católicos también señalaron que estaban consternados por los intentos de “chantaje e intimidación” a los profesionales médicos que corroboran los hechos acerca de la peligrosa vacuna.

Por otra parte, los obispos católicos, citando los planes anteriores de “vacunación” de la ONU ” para esterilizar a las mujeres, advirtieron acerca de esta trama ya en marzo . “Es de dominio público que la vacuna toxoide tetánico (TT) mezclada con la subunidad beta-gonadotropina coriónica humana (b-HCG) se ha utilizado en Filipinas, Nicaragua y México para vacunar a las mujeres contra el embarazo en el futuro”, dijeron los obispos de Kenia en un comunicado en aquel momento.

“Cuando se inyecta como una vacuna a una mujer no embarazada, esta subunidad Beta HCG combinada con el toxoide tetánico desarrolla anticuerpos contra el tétanos y la HCG por lo que si el óvulo de una mujer se fertiliza, su propia HCG natural será destruida dejándola permanentemente infértil”. “En esta situación la vacunación contra el tétanos se ha utilizado como un método de control de la natalidad. La campaña de vacunación contra el tétanos en curso lleva el sello de los programas que se han llevado a cabo en Filipinas, México y Nicaragua”. Esta declaración fue realizada antes de que las pruebas de laboratorio confirmaran la trama.

Antonio fernandez /  Conjugando adjetivos

http://periodismo-alternativo.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...